REFERENCIAS SOBRE LOS INICIOS DE BRISAS
 
Del autor y contenido | Presentación | Prólogo | Brisas del Titicaca 1 | Textos sobre el desarrollo | Brisas del Titicaca 2 | Brisas del Titicaca 3 | REFERENCIAS SOBRE LOS INICIOS DE BRISAS | Del Autor.. en fotos | 1961, EL ORIGEN DE BRISAS DEL TITICACA 50 años después
 
REFERENCIAS SOBRE LOS INICIOS DE BRISAS
 
   

 
Apuntes para escribir la historia de Brisas.
Textos publicados en la Revista Aswan Qhari, bajo la Dirección de Bruno Medina durante los años de 1995 a 1999, donde se devela la verdadera historia.
Anexo 1
Autor: Gustavo Ames Enríquez
(Publicado en la Revista Aswan K'ari N° 4 Nov. 1993)
El propósito de este artículo tiene por objeto. a través de una visión personal, el de aportar hacia una historia por escribir de la Asociación Cultural Brisas del Titicaca. que bien se lo merece. dado el prestigio y la fama alcanzada por esta institución con el aporte tenaz. indesmayable y amoroso de sus miembros al transcurrir varios lustros de su existencia.
Pero. es el caso de que cada vez que se producen actos conmemorativos de los estamentos de la institución se dan versiones inexactas que es necesario corregir. Por ejemplo nos preguntamos: ¿Cuántos años cumple la Asociación Cultural Brisas del Titicaca en este 1993? Hay varios datos. entre ellos: la ficha de inscripción que yo firmé con el N° 14 en1967. en el periodo del Sr. Carlos Cano dice que fue fundado el 18 de diciembre de 1965.
Otra inexactitud que es necesario corregir es la versión que se dio al diario La República en un articulo del sábado 12.09.92 en el que se dice que el elenco de danzas cumplía 30 años y que además el elenco lo conmemoró con una fiesta. ¿Fueron realmente 30 años?
Ahora bien. después de yo haber integrado en Puno (1961-65) esa gran escuela de arte que fue la Agrupación Puno de Arte Folklórico y Teatro. .APAFIT» , que dirigiera el Dr. Carlos Cornejo Roselló. que con su labor hizo posible que asombrara a Lima en giras que se iniciaron en 1962; es que llegó a Lima en 1965 y después de casi un año de nostalgia un buen día mi amigo Miguel Biamon me invitó a escuchar música puneña en uno de los ambientes del local del Sindicato de Maestros Primarios en la Calle Belén. fue en esa ocasión de verdadero deleite que conocí a los músicos del Centro Musical Brisas del Titicaca. siendo su presidente el Sr. Juan Carpio Mostajo. en 1966 le sucedió en el cargo la Dra. Rosa Gutiérrez Chávez. quien realizó una proficua labor.
Posteriormente, asistí a una asamblea en el local de la Asociación de Empleados Particulares del Perú sito en la Colmena. donde fue elegido como presidente el Sr. Carlos Cano Pinazo; es en esa ocasión que el Sr. Cano me encargó la tarea de organizar un elenco de danzas, tarea que sabiendo que tenía dos excelentes artistas que colaborarían conmigo y a quienes les brindo mi permanente homenaje: Emmy y Herminia Santander.
Una de las metas principales del Sr. Cano fue la de dotar de un local a la institución y así fue como en muy corto tiempo consiguió el hoy famoso e histórico de Juan Castro 170. Recuerdo muy emocionado la primera vez que fuimos a sesionar a ese local no había luz, no había muebles, era un departamento en segundo piso al que se ingresaba por un largo corredor, pequeño jardín al fondo, y unas escaleras que nos conducían directamente a dos grandes salones. dos habitaciones con closets. cocina, baños y una amplia azotea con piso de ladrillo. una vela y una silla fueron los elementos indispensables esa noche y a partir de ahí se comenzó: una mesa, dos mesas, seis sillas, doce sillas. etc.
Meses antes, ensayábamos en la casa del tesorero, el .Patrullero> Guardia Guardia, a dos cuadras de la Av. Aviación y Prolongación Italia, de 9 a 11 pm. Recordando hoy me parece increíble, sin duda los tiempos han cambiado mucho, posteriormente los ensayos en la casa de José Morón. En esa época preparábamos la Marinera y la Pandilla, el Kajelo, la Llamerada. el Carnaval de Icho, etc. Pero no teníamos vestuario, entonces don Carlos gestionó de la Sra. Cecilia Vda. de Ordoñez, nos prestara seis trajes de chola puneña con lo que iniciamos nuestras presentaciones. UJ1 dos de noviembre del año. siguiente cumpleaños de la Sra. Cecilia. al son de hermosos huaynos pandilleros. nos donó dichos trajes.
Sin duda alguna. ese enonne gesto tiene una significación notable en el acopio paulatino del vestuario. ya que partiendo de los jóvenes danzarines. ellas confeccionando sus blusas, sus enaguas. las polleras de llamerada. estas tan bien hechas. que hasta hoy siguen luciendo las nuevas generaciones; ellos comprando sus pantalones blancos, camisas, etc., así como también el Comité de Damas con su aporte amoroso embelleciendo el vestuario y haciendo de este trabajo una tradición continuada por varias gestiones administrativas:
Así es como empiezan las presentaciones artísticas en diferentes escenarios. Digno de recordar es el debut oficial en el teatro del Colegio La Salle de la Av. Arica,. en 1967 y posteriormente llegar al Teatro Municipal por primera vez, ganar el Primer Festival del huayno en el Coliseo Cerrado del Puente del Ejército. participar en la grabación del L.P. de Los Violines de Lima, con motivo del Tricentenario de Puno. Esto ya en 1968.
Paralelamente a la preparación del elenco artístico en prolongadas asambleas se discutían los primeros estatutos de la Institución estos determinaron que el .Centro Musical Brisas del Titicaca» pasara a denominarse .Asociación Cultural Brisas del Titicaca» y que entre sus fines, además de los sociales y solidarios. el de investigar, captar. cultivar y difundir las expresiones de la cultura puneña. Definitivamente se impuso, en mi criterio, una Institución de carácter popular y no de élite. Como que debe ser permanentemente, con el fID de no distorsionar sus metas.
Por estos días en que fiiso los ISin cuentas» rindo mi fervoroso homenaje a esas mozas y mozos que conformaron el primer elenco de Danzas en 1967. Ellas fueron: Emmy Santander, Herminia Santander, Gladys Cano, Haydee Cano, Vilma Luque, Aurora de Ames, Gloria Itrry, Eva Barreda, Sara Montes de Oca. Ellos fueron: Rolando Medina, Isaac Bustamante, Miguel Montesinos, Artemio Perea. DanteAngulo, Guillermo Uribe, Julio Galindo y Reynaldo Martinez (ver las fotos). Ojalá que algún día la pujante Institución que sigue siendo Brisas, les rinda un reconocimiento que se lo merecen y nunca se les ha hecho; así como se lo merecen los músicos que entonces nos acompañaban: Humberto Miranda, José Morón, Moisés Luque, Policarpo Miranda, Jorge Rojas, Luis Iriarte, Ricardo Lenz, Julio Alarcón, Carlitos Cano Rojas, Pedro Palomino, el .Chiuli Aguilar (el menor).
Desde entonces muchas aguas han pasado bajo los puentes de esta Lima Virreynal. Nuevas generaciones de mozas y mozos se fueron sumando a la historia de Brisas que está por escribirse. Mi homenaje a todos ellos.
Ojalá que esta parte de la historia sea motivación para que la nueva directiva y todos los briseños sepan valorada para el engrandecimiento propio y en bien de Puno y les invocamos que las expresiones artísticas que tiene Puno conserven su originalidad, su esencia y no pierdan jamás sus raíces profundas. Es responsabilidad de nuestros sucesores.
Ojalá se retorne una gran iniciativa que se propuso en algún momento, para darle un valor agregado a los elencos, reactualizando los talleres de danzas que serian los semilleros a través de los cuales puedan nutrirse el elenco de danzas titular.
 
Referencias Evidentes de la Fundación de
Brisas del Titicaca
Anexo 2
Colección de Artículos publicados en la Revista Aswan Qhari, acerca de los orígenes de Brisas del Titicaca
Escriben: Juan José Carpio Mostajo, Tomi Sardon Bacarreza, Armando Ascuña Niño de Guzmán, Miguel Biamón Rojas, Ricardo Lens Sánchez, Humberto Miranda Montes de Oca y
Salvador Guardia Silva
....
A continuación reproducimos los artículos que se publicaron en la Revista «Aswan K’ari» bajo la dirección del suscrito, a partir del Nº 13 hasta el Nº 17, acerca de la historia de Brisas del Titicaca.
Estos 5 artículos que bajo el nombre genérico «REFERENCIAS EVIDENTES de la Fundación de BRISAS DEL TITICACA» fueron escritos por los señores Juan José Carpio Mostajo, Tomi Sardón Bacarreza, Armando Ascuña Niño de Guzmán, Miguel Biamón Rojas, Ricardo Lens Sánchez, Humberto Miranda Montes de Oca y Salvador Guardia Silva.
La vigencia de estos artículos cobran enorme importancia, dado que motivaron un amplio debate sobre la verdad histórica que unos lo conocían, otros lo contaban según la conveniencia propia, algunos se calificaban como «Fundadores» de algo. El objetivo de los articulos fue el de hacer conocer la verdad luego de tantas «versiones» escuchadas, por medio de estas publicaciones que incluyen pruebas fotográficas y copias de documentos originales. Los artículos motivaron diversas iniciativas para que el tema de la «historia de Brisas» sea tratado, en reuniones, asambleas e incluso en un libro escrito por los señores Carlos Cano Pinazo y Julio Monje, publicado por la institución en Julio de 1999.
Los materiales aportan datos de primera fuente como son de los autores de los artículos, ya que dos de ellos fundaron Brisas del Titicaca, (Tomi Sardón y Armando Azcuña), otro, Juan Carpio Miostajo fue su primer Presidente cuando Brisas del Titicaca se formaliza como institución y asume su dirección una Junta Directiva y los demas son antiguos asociados e iniciales forjadores de la institución. Los comentario previos a los artículos son del Director de la Revista. Aquí los artículos.
VOLUMEN 1: REFERENCIAS EVIDENTES
Para llegar a esta etapa, Aswan K’ari y quienes hacemos esta revista nos sentimos gratamente complacidos de incluir un documento, como es este artículo inicial, sobre la historia de una institución de puneños, vigente hace más de 35 años pero no conocida por las nuevas generaciones, talvez ingratas de sus ancestros, ellos lo dicen, asumen la responsabilidad de contar la historia porque ellos la han vivido, demás está otorgar pergaminos, calificar como cuales o tales, en tanto que no se sepa en verdad que Brisas del Titicaca, hoy como Asociación Cultural -muchos estatutos se han hecho- tiene su punto de partida en lo que se cuenta en este primer artículo. Lo presentamos con agradecimiento a los enlaces, -Juan Carpio, Armando Ascuña y Miguel Biamón- y a quienes aceptaron el reto de escribir la historia; la respuesta de hacerla pública, la asumimos en Aswan K’ari, con la propuesta que finalmente sean reconocidos como «verdaderos» fundadores, -a la cabeza don Policarpo Miranda, el popular «Poli»- padres de ese hijo que es Brisas del Titicaca, aunque -como ellos dicen- le hayan cambiado de nombre, el apellido queda, y aunque otros se asuman la paternidad de ser «fundadores» u otros «títulos».
Los siguientes artículos demitificarán; la «verdad de la Fundación» de Brisas del Titicaca, y por fin hoy dejará caer el velo que la escondía. Esperamos sus respuestas. (El Director)

Insertamos fragmentos del Poema «Orgullo Aymara» del vate puneño DANTE NAVA.
«Soy un indio fornido de 30 años de acero / forjados sobre el yunque de la meseta andina / El Lago Titicaca templó mi cuerpo fiero / en los pañales tibios de sus aguas cristalinas / me amamantó la ubre de un torvo ventisquero/ y fue mi cuna blanda la más pétrea colina/ las montañas membrudas, educaron mis músculos/ y me dio la tierra mía su roqueña cultura./ Cuando surja mi raza, que es la raza más rara / nacerá el superhombre de progenie más pura /para que sepa el mundo lo que vale el aymara».
Pretendemos identificar a todos los puneños quechuas y aymaras con este mensaje de valor, sacrificio, trabajo y sensibilidad social, puesta de manifiesto en cada una de sus manifestaciones en los diferentes campos del saber humano así como en las múltiples actividades en que están empeñados. Precisamente somos quienes en la inmensidad de nuestro territorio nacional, en la urbe capitalina, así como en las principales ciudades del país, luchamos por defender nuestra identidad cultural y como consecuencia de ello, en medio siglo hemos logrado penetrar en el ambiente criollo y conservador de algunas gentes, consiguiendo una merecida y respetada aceptación de nuestras variadas manifestaciones culturales: nuestra música, idiosincracia, costumbres, espíritu alturado de superación y las danzas que expresan el sentir de la mayoría de nuestro pueblo. Cuando minimizaban y hasta despreciaban nuestra música y bailes, hoy los aplauden y participan de ella; prueba de ello es la gran aceptación de la que goza las zampoñas milenarias.
Nos presentamos ante la opinión puneña y pública con éste sencillo trabajo de investigación, relacionada con la fundación de «BRISAS DEL TITICACA» y lo hacemos con mucha modestia, con el único objetivo de esclarecer fechas y hechos que fehacientemente nos demuestran que esta querida Institución está a un paso de cumplir medio siglo, más de 35 años de existencia. No queremos ser dueños de la verdad; porque seguramente habrán otros que también se preocupen de indagar sobre la existencia de esta institución matriz de puneños residentes en esta capital; solamente les adelantamos que contamos con evidencias que garantizan la seriedad de nuestro trabajo que lo sometemos a la crítica de los lectores de la prestigiada revista cultural y de amenidades «ASWAN K’ARI» editada por un grupo de periodistas e intelectuales azangarinos que gustosamente han aceptado nuestra contribución con algunos artículos. Hemos escogido esta revista por la continuidad de su emisión, la calidad de los artículos que se publican y la sencillez del lenguaje utilizado que es de fácil comprensión por las mayorías nacionales. A los directivos representados por Bruno I. Medina Enríquez, les expresamos nuestro anticipado reconocimiento y esperamos no defraudar a sus miles de lectores. Faltó aun de estas revistas en Brisas del Titicaca», ya que la historia hubiera estado escrita. Fue durante la gestión del Ing, Fermín Jiménez presidente de BRISAS que intentaron escribir un libro sobre esta institución, proyecto que como tantos otros lamentablemente quedaron en el papel.
El éxito alcanzado por «BRISAS DEL TITICACA», la Central de Instituciones puneñas y otras que funcionan en Lima representan a sus pueblos, comunidades, estancias o parcialidades de la tierra añorada, se debe a la gran capacidad creadora de quechuas y aymaras los mismos que venciendo dificultades, superando tropiezos han sabido culminar ésta obra de identidad de la Nación que nos vio nacer. Los autores de la presente nota sentimos satisfacción al ver los logros alcanzados ya que en algún momento contribuimos con un modesto grano de arena en la colocación de las columnas principales en las que se sostiene «BRISAS DEL TITICACA»; en una u otra forma hemos estado presentes; no obstante que somos hidalgos en reconocer que por una serie de causales nos retiramos temporalmente; hecho al que nos hacemos una autocrítica.
Puno cuna de poetas, pintores, músicos y de toda una diversidad de manifestaciones culturales y sociales. El puneño como tipo social, pone la simpatía, el corazón, la fe compartida. La música fue el punto de partida de la formación de «BRISAS DEL TITICACA» y precisamente fueron puneños con profunda sensibilidad humana y artística, quienes por ejecutar los huayños que con sus melodías los remontaban a la tierra querida, al entonar las canciones cargadas de recuerdos del ser amado y de paso tomarse unos traguitos, que permitían alegría dentro de nuestra nostalgia, recordando a los seres queridos ausentes. Ya picaditos quería compartir con otros paisanos que también andaban cargados de emotividad y para contagiar alegrías y tristezas a partir de las 11 de la noche daban las famosas serenatas; dos a tres canciones eran suficientes para ingresar y continuar con la fiesta, muchas veces hasta el amanecer. Después de recordar a los familiares, remontar nuestro pensamiento al terruño, los lloriqueos de costumbre, llegaba el apetecido chayrito que lo degustábamos con muchas ganas de comer el plato tradicional de los puneños.
En sus cerca de 40 años de vigencia de «BRISAS DEL TITICACA», fue muy fácil cambiarle de nombres, pero no pudieron cambiar los apellidos; ya que primigeniamente de llamó «Conjunto Musical»; luego de haberse constituido como institución se denominó «Centro Musical» y en la actualidad se llama «Asociación Cultural». Lo importante es que la mayoría de las personas que ejecutan las variadas acciones son las mismas, claro está cambiando en alguna forma en los cargos dirigenciales.
Como primera tarea nos hemos propuesto en esta oportunidad rendir un justo y merecido homenaje póstumo a quienes nos llevan la delantera, se fueron en un viaje sin retorno, dejando sumidos en el dolor y la tristeza a sus seres queridos. Así como también a la familia BRISEÑA y puneña porque la presencia de cada una de las personas que a continuación mencionamos han dejado huella en todos y cada uno de nosotros; ya que en vida prestaron todo el contingente de su cariño, su colaboración desinteresada, su participación activa y fecunda en nuestras actividades; su tiempo, sus energías y su economía sirvieron precisamente como una ofrenda que permitió ver grande a «BRISAS DEL TITICACA» a quien hoy reconocen que fue: «creada como crisol siempre renovado de las expectativas culturales y sociales del Puno ausente».- Los que se fueron para nunca más volver fueron los que dejaron parte de sus vidas que sirvieron como la sabia bruta que sirvió para engrandecer esta Institución conocida a nivel nacional e internacional, hoy permite que todos los puneños se sientan orgullosos de lo suyo.
Cuando recordamos a éstas personas, sus manifestaciones de afecto, la voluntad con la que nos acogían en sus hogares, la bondad en cada uno de sus actos y la alegría contagiante que irradiaban; nos hace reflexionar de una manera muy concreta, el hecho de que cómo con voluntad y afecto se logró formar la hoy próspera empresa y llegamos a la conclusión que fueron las damas quienes dieron el mayor impulso en sus hogares y en las fiestas y otras actividades que realizábamos; las esposas, madres e hijas de quienes desempeñamos cargos dirigenciales, fueran quienes en forma por demás sacrificadas tenían que levantarse a cualquier hora de la noche a preparar comida para los acompañantes, sean músicos, otros dirigentes o socios y creemos sin temor a equivocarnos que ni nosotros, menos la institución les ha rendido un homenaje sincero de gratitud. Son deudas que a largo plazo tendrán que cancelarlas muy posible con creces porque es una obligación. Las palabras no cumplen su cometido al homenajear en forma póstuma a:
1.- MANUELA POSTIGO RAMOS DE BUENO, siempre en su casa dispensó la mejor acogida a quienes visitábamos su hogar.
2.- SILVIA MORALES DE GUARDIA, fue elegida en 1966 MADRE PUNEÑA representando a «BRISAS DEL TITICACA», permanente colaboradora en la preparación de alimentos para las actividades.
3.- CECILIA BOLAÑOS Vda. DE ORDOÑEZ, apoyó bastante al prestar cada que se necesitaba, vestimenta para la pandilla puneña, habiendo luego obsequiado 6 juegos completos a la Institución.
4.- TEOFILA LIBERTA GUTIERREZ CHAVEZ DE ARMAS, fue muy significativa su ayuda; habiéndonos dispensado toda clase de atenciones cuando celebramos en el colegio donde su esposo fue Director, el primer aniversario de Brisas, cuando se institucionalizó. 18 de diciembre de 1966.
7.- CUPERTINA SARDON BACARREZA, contribuyó en nuestras actividades.
8.- POLICARPO MIRANDA MESTAS, Pionero, gestor, fundador de BRISAS ya que en su casa del Jirón América, la Victoria, fue el local institucional. (Segundo local de Brisas)
9.- MOISES LUQUE VASQUEZ, Iqueño de nacimiento, puneño de corazón como eximio músico. Uno de los más consecuentes socios de «BRISAS DEL TITICACA».
10.- JORGE ROJAS GIRONDA, gran mandolinista, fundador de Brisas.
11.- FRANCISCO ARCE ROMERO, su desaparición fue a muy temprana edad, siempre colaboró desinteresadamente.
12.- FELIX LOZA VELASQUEZ, integrante del conjunto «Los Kollas» eficiente colaborador del grupo musical Trío Loza-Zegalez.
13.- CESAR RODOLFO MOLLINEDO. Uno de los principales baluartes de supervivencia de BRISAS, contribuyó desinteresadamente con la movilidad, ya que su carro lo puso a disposición de la Institución.
14.- ANTONIO ONTIVEROS LUNA, a pesar de no haber sido músico, su entusiasmo lo llevó a ser considerado fundador, porque siempre acompañaba al grupo músical, ponía mobilidad con su carro.
15.- CARLOS CANO ROJAS, músico puneño en la 3ra. etapa de BRISAS, fue un severo acompañante.
16.- TORIBIO ARMAS LEON, Ancashino, amante de la música puneña, en el colegio que dirigía en Magdalena, se celebró el primer aniversario de «BRISAS DEL TITICACA» como Institución.
17.- CELIA VELARDE DE CANO, esposa del ex-presidente Sr. Carlos Cano.
18.- CATALINA CASTRO DE CHOQUEHUANCA, participante de los inicios del «BRISAS DEL TITICACA», fallecida en Nov. 1996.
19.- VICTOR CUENTAS AMPUERO, Músico, excelente colaborador, fue quien donó los instrumentos para Brisas del Titicaca.
En el próximo artículo, la relación completa de los pioneros fundadores del CONJUNTO MUSICAL «BRISAS DEL TITICACA». Pedimos disculpas por las omisiones involuntarias, (Lima 31-8-97)
VOLUMEN 2: LOS FUNDADORES
En anterior artículo, suscrito por los arriba nombrados, se ha pretendido y por intermedio de esta revista, reivindicar a quienes «realmente», formaron la institución de puneños de la referencia, cuya vigencia de más de 35 años, la ubica hoy en un lugar de gran expectativa y alternativa de desarrollo, como ha sucedido en los dos últimos años. No podría hacerse de otra manera, sino con la presencia de ellos dentro de los «Padrones» de la institución por derechos adquiridos en el tiempo, por agradecimiento a «quién» le puso el nombre, en reconocimiento a los años aurorales en que estuvieron presentes, cuando la propuesta fue organizar «una Institución popular», sin «apellidos» ni castas sociales, no era necesario «tener corbata» ni prestársela como de daba en otros casos de aquellas épocas; desde entonces muchas aguas han pasado bajo el río Rímac y otras se han ido por el Desaguadero, como algunas piedras que finalmente fueron arrastradas por la corriente, y la Institución con la presencia de nuevos vientos y aguas que la han hecho una de gran representatividad, defensora de nuestras tradiciones en música, danzas revalorando lo puneño antes de preferir lo extranjero - que muy a pesar nuestro se realiza en el mismo Puno- .
E n gratitud a ello, los autores suscriben este artículo, en afán de hacer conocer detalles de una época importantísima en la génesis de Brisas, y con el deseo que sea publicado en «Aswan K’ari», -así le exigen-, a la dirección de la revista persisten en que así sea, con ello se valora nuestra posición libre e independiente, libre de conceptos encasillados, no por «llegar recién» somos parte del cambio, ni tampoco nos «subimos al carro» en todo caso lo hacemos caminar mejor, identificados con la revaloración de la historia, tal como es.
Otros ya tendrán oportunidad de escribir su historia o esta cotejarla, mejor sí se han fajado el lomo o hayan gastado su plata. Pero en tanto «poco o nada» se ha escrito oficialmente, en Aswan K’ari desde el Nº 4 (un artículo de Gustavo Ames) asumimos la posibilidad de hacerlo sin mérito de pretender asumir el complejo de Adán. «Felizmente» gracias a iniciativas propias la dirección institucional en noviembre pasado tuvo el gesto de nombrar como «Asociados Honorarios» a dos de los únicos sobrevivientes de entre los fundadores de Brisas, otorgándoles un certificado y un plato recordatorio, nunca es tarde al fin si unos no lo hicieron, otros habrían de hacerlo. Felicitaciones, a Tommy y Armando, gratitud a los demás de nuestra parte, por tomar la iniciativa de publicar la tan esperada historia, antes que sea tergiversada, así va este segundo artículo de los mismos autores, las razones ya se expusieron en el anterior número. (El Director)

«La situación geográfica de Puno y los elementos competentes sociales han hecho de la ciudad una de las más típicas dl Perú situada sobre el altiplano del Titicaca no es tierra para el ocio ni para la malicia. Los que han nacido en la región poseen una recia estructura psíquica y física adquirida en su constante lucha por la naturaleza. El serrano del altiplano se distingue por su sobriedad en el decir, por la exactitud en la imagen. Por la precisión y acuidad en la observación, por la persistencia en el esfuerzo, por la lealtad a un principio y por un permanente deseo de renovación. Estos elementos han forjado un espíritu analítico, inclinado a la crítica y al razonamiento. Tal bagaje unido a la democracia puneña ha formado un pueblo libre en el pensamiento y en la acción»... Dr. JOSE ANTONIO ENCINAS.
Transcurría el año de 1961, cuando cinco amigos naturales de Puno procedentes de distintas provincias, pero que teníamos la dicha de pulsar algún instrumento de cuerdas; nos reunimos con el fin de interpretar algunas piezas musicales de nuestra añorada tierra puneña: «Cerrito de Huajsapta / testigo de mis amores/ testigo de mis amores/ tu no más estás sabiendo/ la vida que estoy pasando/»... Al encontrarnos tan lejos y en tierras extrañas, la inmensa nostalgia se apoderaba de nosotros; por eso es que decidimos conformar una agrupación musical cuya finalidad sería la de difundir la música puneña; y que en esa época estaba olvidada y sin difusión alguna, llegando al extremo que muchos codepartamentanos se avergonzaban de tocar, cantar y bailar huayñitos puneños, salvo en algunas ocasiones donde reunidos entre paisanos, con abundantes copas de por medio, sollozaban cantando y bailando al compás de guitarras, charangos, mandolinas y acordeones, contagiaban la alegría hasta llegar al llanto nostálgico.
Comparándola con la música de otros departamentos del país, la nuestra estaba a la zaga, la de Junín era la que tenía mayor número de difusores a nivel nacional; estaba en su apogeo el «Picaflor de los Andes», la «Flor Pucarina», las «Hermanistas Zevallos»; representaban a Ayacucho «Florencio Coronado», «Ima Sumac», la «Lira Pausina», los hermanos «García Zárate», etc. Ancash tenía sus intérpretes destacados en «Pastorita Huaracina», el «Jilguero del Huscarán», «La Huaracinita», la «Princecita de Yungay»; el Cusco fue representado por «Siwar Q’ente», el «Embajador de Quiquijana» (Efraín Cuba), «Kukuli», también Huancavelica representado por el «Zorzal Negro» quien murió a temprana edad en un accidente ferroviario en Vitarte. En fin la mayoría de los departamentos hacían gala de su acervo musical, inclusive los «Errantes de Chuquibamba» con tres integrantes Gilberto Cueva, Plinio Mogrovejo y Antonio Alarcón sacaban cara por Arequipa. A través de las pocas emisoras radiales que propalaban música del Perú profundo, (es que no era comercial en aquella época» por intermedio de contadas grabaciones discográficas. Las personas que por aquella década 60 al 70 tuvieron alguna relación amical y musical con quienes cultivaban la música vernacular nos darán la razón respecto a estas apreciaciones fidedignas.
La música puneña estaba realmente en el olvido y el anonimato, casi nadie a excepción de los puneños la conocía, una que otra grabación en discos de carbón del autor don Rosendo Huirse se escuchaba de vez en cuando algo, como «Todos me dicen paja brava, cholita/ por que vivo en el campo/ con el agua con el viento/ verde no más me mantengo/ Los que tienen padre y madre, cholita/ creen que tienen caudales/ yo no tengo padre ni madre/ ni perrito que me ladre», gravado e interpretado en piano, con una calidad extraordinaria, sin lugar a dudas uno de los mejores compositores y músicos puneños, nacido en Santa Rosa - Melgar quien nos ha legado entre otros el inmortal «Picaflor», huayño que ha trascendido las fronteras de nuestro suelo.
Para quienes amamos nuestra patria chica, era preocupante esa situación de postergación y olvido de nuestras manifestaciones culturales, dentro de ellas las expresiones musicales, nos planteamos las siguiente interrogante, ¿Qué hacer?, mantener la indiferencia de los demás? o contagiarnos de la alegría del grupo. Si teníamos la capacidad de ejecutar instrumentos musicales que poseíamos cada uno, voluntad no nos faltaba al sexteto que mantenía los mismos deseos, cariño por nuestra tierra, sobre este grupo de músicos recae la enorme responsabilidad de fundar una institución que con el transcurso de los años y el esfuerzo de puneños y peruanos alcanzó el éxito de ahora, por cuya obra los sobrevivientes nos sentimos orgullosos. Los que han servido de pilares para construir ésta grandiosa obra que se llama «BRISAS DEL TITICACA» (TITIKAKA) son los siguientes paisanos:
1.- POLICARPO SILVESTRE MIRANDA Y MESTAS, natural de Vilquechico, en Huancané, domiciliado en el Jr, América 649 Dpto. A, la Victoria, Comerciante (fallecido).
2.- TOMMY SARDON BACARREZA, Natural de Cojata, Huancané. Empleado del Banco Agropecuario del Perú, dirigente sindical bancario, domiciliado en Chorrillos, Lima.
3.- JORGE ROJAS GIRONDA, natural de Juliaca, Sastre, domiciliado en Barrios Altos, (fallecido).
4.- ARMANDO AZCUÑA NIÑO DE GUZMAN, Natural de Puno procedente de la Prov. de Carabaya, estudiante, domiciliado en Balconcillo, La Victoria.
5.- ANTONIO ONTIVEROS LUNA, Natural de Huancané, estudiante de Derecho en la Universidad San Marcos, domiciliado en la Cdra. 9 de Gamarra en la Victoria, no era músico pero era entusiasta para acompañarnos (fallecido)
El primer local de reuniones era la pequeña y sencilla vivienda del entonces estudiante Antonio Ontiveros Luna, en un segundo piso. Esa histórica casita convertida con el transcurrir del tiempo en edificio integrando el complejo comercial de Gamarra. En esa casa nació «BRISAS DEL TITICACA» en pleno corazón de la Victoria, donde hoy la vida no vale nada. La inquietud, el entusiasmo contagiante de Ontiveros permitían que nuestras actividades se hicieran menos cansadas, porque su autito marrón policromado del 50 lo puso a disposición de nosotros, en él nos trasladábamos a las acostumbradas serenatas a los paisanos, al estilo de Puno, ad honoren, domicilio en el que éramos cordialmente recibidos por las amistades puneñas y también vecinos de distintos lugares del país quedaban muy contentos con nuestra música. De esa forma fuimos captando mayor número de adherentes. Este procedimiento lo aplicamos por más de cinco años para incrementar socios. Como todo inicio fue sumamente sacrificado en todo sentido de la palabra, tiempo, recursos económicos, adquisición de instrumentos y su mantenimiento, todos aportábamos modestamente de acuerdo a nuestros ingresos y a nuestras posibilidades y con el esfuerzo puesto de manifiesto fuimos superando las dificultades que se nos presentaban a cada paso.
Con el correr de los meses y años paulatina y laboriosamente se iba incrementando el grupo, hasta que el año 1962 por darle un nombre y en una de tantas reuniones en que realizábamos discusiones del asunto. Hubieron varias sugerencias tales como: Centro Musical Puno, Estudiantina Altiplano, conjunto Musical del Collao, Cuerdas del Altiplano y otras más, hasta que el más benjamín (por eso le decían «Niñito de Guzmán») propuso que se le denomine «Conjunto Musical Brisas del Titicaca», que luego de habersele sometido a un amplio debate se aprobó por mayoría y es así como el cuartito de un estudiante fue el mudo testigo de esta designación, que perdurará por siempre mientras subsista como institución al servicio de la cultural peruana y preferentemente puneña.
De acuerdo a nuestra proyección, vimos crecer la institución en forma vertiginosa y estábamos claros que teníamos que ampliar las acciones a realizar, ya que además de cultivar la música, tendríamos que incluir el canto y la danza, pues éramos consientes de la riqueza, colorido y profusión de nuestra variada gama de expresiones artísticas. La primera cantante que tuvimos fue la Sra. FLORA VALDEZ MENDOZA, cuyo entusiasmo, dedicación y colaboración fueron importantísimos en los albores de nuestra institución; esta dama puneña son el seudónimo de la «Flor Moheña» hizo su debut en Radio Nacional del Perú con acompañamiento del Conjunto Musical Brisas del Titicaca con motivo de la celebración del 4 de noviembre, entonando con profundo sentimiento ese recordado y popular huayño: «Varios autores me han dicho/ que tu amor no es verdadero/ que tu amor no es verdadero/ qué ingratitud en pago me das/ como has podido engañarme/ Ay linda puneñita/ qué ingratitud en pago me das/ como has podido engañarme...»/
Como también el aquel inolvidable: «Kunatakiraki negra/ Chuimama churista negra/ chuymama churista/mayuru payuru munasiñataki/ Ahora no te quiero andate con otro...»
También colaboraron como vocalistas la ¨ Huaracinita¨ y ¨Sumac Kolla¨ ancashinas ambas. Nuestras actuaciones se fueron haciendo frecuentes y teníamos que actuar solamente por amor al arte y a Puno, nadie subvencionaba nuestros gastos desde 1961 hasta 1967 por lo menos. Hemos actuado en Radio Nacional, Radio el Sol, especialmente en el mes de noviembre de cada año por el aniversario de Puno, que coincidía con el aniversario nuestro ; también lo hicimos con remarcado éxito en el Primer canal 2 de Televisión del Señor Cavero Dubois que funcionaba en la segunda cuadra de la Av. Tacna ; hasta allí fuimos en varias oportunidades.
En el programa radial ¨Takiyninchis¨ que conducían primero el señor Farfán y después César Negreiros Pascua, se logró el mayor de los éxitos en cuanto a difusión radial en varias presentaciones. A medida que seguía transcurriendo el tiempo iba creciendo más nuestra naciente agrupación, para lo cual cada uno de los integrantes, nuestra familia y amigos nos comprometimos bajo responsabilidad a invitar y atraer paisanos, logrando que se incorporaran con sumo agrado, al conocer mucho de ellos por primera vez nuestras incomparables melodías, citando como ejemplo a unos cuantos, que asistieron a la fundación, con el gran mérito que sin ser puneños coadyuvaron con su permanente apoyo y su presencia en cada uno de los actos que realizábamos era valiosa ; Salvador Guardia Silva (Huánuco), Carlos Seminario Salazar (Piura), Eduardo Moscoso (Lima), Annón León Veliz (Huancayo), Moisés Luque Vásquez (Ica), Rodrigo Ochante Falconí (Ayacucho) y muchos otros más. Creemos necesario destacar la magnífica comprensión, identificación, solidaridad y confraternidad del que se hizo gala en esos años y en todas las reuniones de diversa índole, en las que jamás se produjeron, riñas, discusiones ni escándalos ; considerando que este aspecto fue saludable y provechoso de nuestras reuniones, que han permitido que aquella siembra de esa minúscula semilla hace más de 35 años ha ido desarrollándose progresivamente, superando toda clase de obstáculos, soportando la inclemencia de la naturaleza, superando barreras propias de seres humanos con ‘heterogeneidad de caracteres e ideas, franqueando un sinnúmero de dificultades, hasta llegar a 1998 como un árbol frondoso ramificado en plena florescencia y dando ya sus frutos en base a hacer conocer la mayor riqueza artística y cultural del departamento de Puno. Convertida hoy en la Institución más importante que tenemos los puneños residentes en esta capital, Institución conocida y galardonada por peruanos y extranjeros, admirada y respetada por nuestros paisanos y foráneos que tienen la oportunidad de visitarnos.
Los años pasaban con rapidez, algunos retornaban a Puno, otros venían, pero el BRISAS seguía vigente con su música y sus canciones, el grupo orquestal crecía frecuentemente, varios se incorporaron como Rogelio Angles Mendoza, el concertista y profesor Antonio Pinazo a quien por lo diminuto de su concertina y por su profesión cariñosamente le decíamos ¨Librito¨ ; Carlos Cano Rojas se hace presente con acordeón color granate; el profesor Ricardo Calderón Luna gustosamente se incorpora al conjunto musical, portando su tremendo guitarrón del que salían muy tiernas melodías, también en esos albores se hace presente don Luis Iriarte Carpio. Posteriormente se integraron muchos otros músicos cuya relación será publicada en el próximo número. De los primeros y de los demás, lo más resaltante fue la dedicación y cariño al terruño puesta de manifiesto con su capacidad artística y su sacrificio económico porque cada uno ponía la suya. Los paisanos que asistieron a nuestras veladas musicales también ayudaron con devoción. A estas alturas del viaje solamente nos hacemos una pregunta. En qué situación quedan todas aquellas personas que con sus aplausos, sus compañías nos alentaron y se deleitaron con nuestra música ?. Si hay socios que merecidamente o no alcanzaron el escalón de vitalicios, honorarios, eternos, etc, qué se llamarán los primeros colaboradores cuya presencia fue decisiva ya que su aliento nos hizo caminar firmes, pensando en proyectarnos hacia el futuro ; porque conforme pasaban los días, debatimos y acordamos conformar el primer elenco de danzas. Después de algunos meses de esforzada labor, en base a persuasión invitamos a un grupo de señoritas procedentes de diferentes lugares del país, para que puedan integrar dicho elenco empezando con nuestra tradicional ¨Pandilla Puneña¨ que a la postre nos diera grandes satisfacciones. Este primer grupo de danzas se conformó de la siguiente manera: En damas: GLORIA GOMEZ QUISPE, la chalaca hija de abanquinos, estudiante de medicina fue quien dio garbo, realce y prestancia a la presencia de una chola hermosa pandillera, lo hacía con tal entusiasmo, estilo y cadencia que solo con verla el público aplaudía a rabiar ; no con esto se quita méritos propios de belleza y cariño a Puno a las demás integrantes de la primera ¨Pandilla Peruana¨ que debutó ante el público capitalino. El primer elenco de danzas lo conformaron :
DAMAS : GLORIA GOMEZ QUISPE, GLADIS MIRANDA MORALES, DIANA MAURICIO, YONI CHACON AGUILAR, DOLLY MIRANDA MORALES, LUPE OCHOA.
CABALLEROS : EDGAR BUENO AGUIRRE, CARLOS SEMINARIO SALAZAR, HUGO ROMERO MANRIQUE, ISAAC BUSTAMANTE VELASCO, ORLANDO MIRANDA MORALES, ARMANDO AZCUÑA NIÑO DE GUZMAN.
De la misma forma este elenco fue incorporándose con el transcurrir del tiempo con la participación voluntaria y eficiente de las señoristas RUTH FERNANDEZ VALDEZ, FELICITAS MOREANO, VILMA LUQUE CARPIO, TERESA LUQUE CARPIO, YULI PORTUGAL SANCHEZ, KATY CASTILLO ; y HECTOR AGUILAR VALENCIA, TEOFILO RUBINA, NOLASCO MAYDANA VELASCO, MIGUEL BIAMON ROJAS y otros más. La primera pareja de mascotas de muy tierna edad 4 a 5 años fueron los niños ODILE MIRANDA MORALES y BENJAMIN MOSCOSO, quienes lucieron orgullosos el vestuario de la Pandilla Puneña en muchas actuaciones en Lima Metropolitana. Una de las primeras presentaciones se realizó en el local del Sindicato de los Trabajadores en Construcción Civil, Prolongación Cangallo en La Victoria con motivo de la celebración de un aniversario de PUNO, allí fue el debut auspicioso del primer elenco de danzas. En los carnavales de 1964 se realizó un paseo campestre al estilo y semejanza de los que se hacen en Puno; nos dirigimos hasta el fundo Ancieta Baja, donde se han asentado las cooperativas Huancayo y San José a las orillas del río Rimac, dicho fundo era de Wenceslao Hurtado, huancaino que simpatizaba con nuestra música y costumbres por lo que alborozado aceptó acogernos en su fundo. Para trasladarnos y darle mayor autenticidad a nuestra humorada, lo hicimos en el camión de carga de propiedad del Sr. Francisco Ordoñez, codepartamentano, amigo y entusiasta colaborador a quien cariñosamente le decíamos ¨Cachirulo¨; su colaboración fue efectiva, valiosa ya que nos incentivaba a seguir trabajando sin desmayar; fue de los que sintió mucha satisfacción al saber que nos estábamos organizando y que nuestra incipiente organización crecía a pasos agigantados, sabía que nuestra labor tenía como meta irradiar nuestra música, nuestras canciones, levantar la presencia de Puno a nivel capitalino y nacional; se enroló a nuestras filas constituyéndose con toda su familia en eficientes colaboradores. Por infortunio y designio de la vida, prematuramente emprendió el viaje sin retorno muriendo en un fatídico accidente de transito. Años después la viuda de éste gran paisano, Sra. Cecilia Bolaños quien prestaba la vestimenta para la pandilla puneña, obsequió a BRISAS DEL TITICACA ropa para 6 parejas desde sombrero hasta botas. Aquella tarde de carnaval retornamos alegres y temprano por no haber luz eléctrica en la zona, en el camino el amigo DULIO VIDAL teniente de la Guardia Civil, contagiándose con lo tradicional de Puno, insistió para que lo visitáramos en su domicilio donde siguió la jarana; al retornar al Jirón América, La Victoria, casa de ¨Tata Poli¨ como cariñosamente llamábamos a Policarpo Miranda, éste determinó bailar en el Parque el Porvenir, mereciendo el aplauso del público así como la asechanza de los amigos de lo ajeno que estaban tanteando arrebatar sus joyas a las damas. Fue la primera presentación en una plaza pública de Lima. Como consecuencia del rotundo éxito alcanzado en la fiesta puneña organizada el 18 de diciembre de 1965, reunión que puso de manifiesto el gran apoyo que recibimos de los paisanos, determinó convocar a una Asamblea General a realizarse en el domicilio del Tata Poli, Jr. América 649-A en la Victoria con el objeto de elegir la Primera Junta Directiva del CENTRO MUSICAL ¨Brisas del Titicaca¨. Luego de una elección democrática los cargos recayeron en las siguientes personas:
Presidente : JUAN JOSE CARPIO MOSTAJO
Vice Presidente : EDUARDO MOSCOSO GONZALES
Secretario: CARLOS SEMINARIO SALAZAR
Tesorero : RICARDO LENZ SANCHEZ
Pro-Tesorero : CESAR CERVANTES MOLLINEDO
Coordinador de Act. Artística : JUAN VILLALBA CARPIO
Sec. de Disciplina : EDUARDO MALAGA BUSTAMANTE
Sec. de Asun. Femeninos : GLORIA GOMEZ QUISPE
director de Orquesta : POLICARPO SILVESTRE MIRANDA MESTAS
Sub-Director de Orquesta : TOMMY SARDON BACARREZA
Director de Danzas : ISAAC BUSTAMANTE VELASCO
Sec. de Deportes y Recr. :HUMBERTO MIRANDA MONTES DE OCA
Sec. de Asistencia Social : ANNON LEON VELIZ
Sec. de Organización : JULIO ALARCON FLORES
Sec. de Cultura : FLORENCIO TORRES RAMOS
Sec. de Prensa y Prop. : ELEODORO LOZA VELASCO
Sec de RR PP : GERARDO BARBOZA IDIAQUEZ
Sec. de Escenografía: MARIA ELENA VILLALBA MOSCOSO
Vol 3: Los PRECURSORES
Aswan K’ari Nº 15 (Agosto de 1998)
El tema sobre la HISTORIA DE BRISAS, que nos ha inquietado hace un buen tiempo vuelve en este tercer artículo, debemos hacer presente que lo anteriormente publicado ha cambiado enormemente el concepto que tenían los puneños residentes en Lima, y principalmente las nuevas generaciones de asociados sobe este asunto; se había hecho escuchar que Brisas del Titicaca se fundó cuando se empieza a llamar Asociación cultural, la versión interesada era transmitida oralmente, pese a la evidente vigencia de más de 35 años, el desconocimiento de la verdad y la inocente complicidad por esconderla, en desmedro de la verdadera historia, por ello asumimos una posición libre e independiente de prejuicios para publicarla demistificando ídolos de barro en honor a la verdad.
Nuestra insistencia por mostrar las evidencias, y que la verdad finalmente sea conocida, es una preocupación que ha encontrado eco en protagonistas aurorales de Brisas del Titicaca, ellos, los verdaderos fundadores, los próceres, los precursores, los forjadores, los persistentes, han asumido el derecho de contra la Historia, Muchos de aquellos se habían retirado de Brisas, tal vez cansados de que la Institución haya entrado en un evidente letargo, o que los «mistis» se hayan apropiado de ella, quizá hastiados de acciones dirigenciales que hicieron que Brisas perdiera locales una y otra vez, y que cada mudanza de local significaba otra «mudanza» de los bienes institucionales por parte de los responsables, bienes, muebles, artefactos, vajilla, libros archivos; que nunca regresaron; estos como otros tantos hechos ingratos que sin ser olvidados, permanecieron en la mente de los hombres. Hace al rededor de 4 años, los conceptos de dirección han ido cambiando en la Institución, los hechos y acciones institucionales mostraron como de debía trabajar en bien de ella y en bien de Puno; estos hechos motivaron que algunos de aquellos que estuvieron en los años aurorales retornaran como «nuevos asociados» -así lo dispone la norma institucional que debe ser modificada al respecto- al retornar encontraron que el Estatuto dispone una «calificación especial» a quienes han superado los 25 años de permanencia en Brisas, y ellos, los Fundadores, los Forjadores, los Precursores, no tienen ningún reconocimiento institucional, ya que no había documentos escritos o gráficos (llámese archivos institucionales) que mostraran las Referencias Evidentes como las que se publican nuevamente en «Aswan K’ari»; ojalá esto motive rectificaciones necesarias, en estos tiempos en que Brisas ya está en Internet. Mientras, va este artículo acompañado de las imágenes que son propiedad de los autores (El Director)
CANTO A PUNO EN SU DIA
«Al dedicarte este cantar( Mi bella y querida tierra/ las notas son del pesar/ que en mi corazón se encierran». « No quiero que mi cantar/ al verme de tí alejada/ me encuentre desesperada/ Y casi... casi... por llorar». «Mas quiero no existir/ no sea como caricia que se aleja/ estalla la serenata/ para tu día rimar». «Tierra mía, dulce hogar/ de tus guitarras la nota. Más dulce te he de ofrendar». «Por eso te quiero cantar/ ya que olvidarte no he podido/ por no haber en mi pecho olvido/ para mi preciado lar». «Si esa es la ley del mar/ que eterna beso la roca/ acepto que a mi alma toca/ cantarte y sólo... cantar» Talves mi canto no este bien/ pues, comienzo como alguien que aprende recién/ a exclamar ¡Oh Puno querido!/ en tu día celeste recién he podido/ de tus andes, arrancar una perlada/ cual copo de nieve inmaculada. Quisiera tener el alma como el agua pura/ como las aguas de tu lago tranquilo y cristalino/ o ser, no importa la sumergida roca/ que a orillas del costero camino/ se muestra exagüe.. exótica». «Oh tierra fecunda de horizontes preñados de zorzales/ Oh Puno de argentadas alas celestiales/ pensil de entidades legendarias... misteriosas/ Eres cuna de la blanca gaviota, mensajera de tus dioses». «El sol de mis mayores, aureado en tí se empina/ y al renacer el templo de tu alma diamantina/ tu cálido jolgorio, enriza la cabellera andina/ y bañada la aterciopelada pampa se enrosca en la colina». «Oasis de pétreas montañas, color de oro/ Son tus aspiraciones embrión/ cual notas cuajadas de rocío/ que rimando están tu histórico tesoro». «Tu nombre entre las notas, resulta melodía/ Inmensidad, cultura, poesía/ y allá entre los nardos que crecen a porfía/ la fe de los puneños arrancan tu día». « En tí cuaja el sol naciente/ como perla nacarada/ para tí, mi oración sagrada/ se eleva junto al poniente». «En tí se engasta el medio día/ cual tajante puñalada/ de risas, de flores... de melancolía/ Oh lenitivos de la amada/ tierra de vientos majestuosos/ que a tus pies cae vencida/ eres de aguiluchos nido/ y relicario del lago más prodigioso». « En tus horas misteriosas/ al despertar de la alborada/ Se muestran cual más hermosas/ las dagas de tu mirada». «Y en tu regazo Puno querido/ el alma encuentra su fin/ y el ideal jamás dormido/ luce su color carmín». «Y la vetusta campanada/ de tus templos de alma estoica/ es la fiel corazonada/ de tu juventud heroica». «Tierra mía, tierra amada/ Noble y gentil cual las diosas/ hoy te ofrezco enmarejadas/ pálidos versos... suspiros y rosas...»
Autora: Luz Delia Riveros Huertas. 1950. Poema recitado en las celebraciones del Aniversario de la Institución el 18 de diciembre de 1966, en Magdalena del Mar, en el Colegio Nacional dirigido por el Prof. Toribio Armas León (Q.E.P.D.) Socio Fundador de Brisas del Titicaca.

Al dar inicio a nuestro tercer artículo histórico sobre «Brisas del Titicaca» creemos que es justo reconocer a quienes tienen todo el derecho de considerarse fundadores de la Institución y merecer el homenaje de los actuales dirigentes que por gratitud al esfuerzo desplegado están en la obligación de hacerlo y de hecho pedimos disculpas de este olvido involuntario; nos estamos refiriendo al señor Miguel Alférez Aguilar, quien aparece en la fotografía que se publicó en el número anterior junto a los siete fundadores. También por un error de imprenta se omitió el nombre de Edgar Bueno Aguirre, quien fue en la primera Junta Directiva del Centro Musical «Brisas del Titicaca» Director de Danzas, consideramos que como integrante del equipo de redacción sabrá disculparnos. Las opiniones que insertamos en nuestros artículos son producto de una seria investigación. pero, no obstante ello se nos pasa algunos aspectos u omisiones que son de vital e histórica importancia por la seriedad de nuestro trabajo; situación que nos obliga a corregir, procurando que nuestra actuación esté dentro del marco de la verdad y la justicia. Dejamos expresa constancia que no nos anima ninguna ambición de tipo personal o grupal, solamente fijamos los cimientos sólidos, para que sobre esa base se edifique la gran historia que la institución debe escribir sobre los anales de la auténtica historia de «Brisas del Titicaca», ahora que ha alcanzado un merecido prestigio nacional e internacional, de cuyo éxito nos sentimos copartícipes porque fuimos actores directos de su existencia en los momentos más difíciles y cuando la mesa aun no estaba servida, ya que ésta ni siquiera existía. Avanzamos lento, despacio, pero con paso firme, no tenemos premura ni mucho apuro, para publicar nuestras memorias; sabemos que lo que estamos haciendo es apretada síntesis por razones de espacio; tendrá que ser ampliada y plasmada en un libro por cuenta de la Institución ahora que el prestigio alcanzado lo amerita.
Esta modesta contribución se concretiza gracias a la valiosa y desinteresada ayuda de los editores de la prestigiosa revista ASWAN K’ARI y a su director señor Bruno Medina Enríquez y al Club Cultural Azángaro, quienes sin costo alguno aceptan nuestros artículos, que son publicados con mucho esmero profesional, lo que prestigia a la revista a nivel nacional e internacional. Por esta ayuda desinteresada, franca y sincera hecha por la salud cultural de «Brisas del Titicaca» y de los puneños, nosotros estamos en la obligación de expresarle nuestro sincero agradecimiento y de hecho. Azángaro compromete nuestra gratitud y la de los puneños que de verdad quieren a su institución y a su tierra Puno. A mitad de camino que nos hemos impuesto recorrer cuando nos falta publicar unos 5 a artículos más, terminaremos con este valiosos testimonio y estamos seguros que otras personas que tienen la obligación de hacerlo, también publicarán lo que les corresponde. No vamos a invadir acciones ajenas a la nuestra porque somos respetuosos de la persona humana y admiramos la correcta labor u otros puneños han realizado.
En los albores de la gesta de organización de «Brisas del Titicaca» ésta gloriosa e importante Institución, nació en la Victoria en el cuartito de soltero que ocupaba en un edificio ubicado en la prolongación Gamarra cuadra 9, don Antonio Ontiveros Luna (Q.E.P.D.) que en esa época era un estudiante de derecho de la Universidad Mayor de San Marcos. Siempre repetiremos hasta la saciedad, en ese cuartito se sienta la partida de nacimiento con la participación de músicos puneños que en el anterior número los hemos mencionado e inclusive han sido publicadas fotografías que prueban lo que estamos afirmando. Su primer nombre: «CONJUNTO MUSICAL BRISAS DEL TITIKAKA». Luego de un corto pero fructífero tiempo de existencia, ya con la participación sabatina de paisanos con sus familias, el cuarto resulta muy pequeño, se deja notar la incomodidad y para superar esta situación antes de que los asistentes se desintegren del grupo; acordamos aceptar, la valiosa sugerencia y gentil ofrecimiento del paisano POLICARPO MIRANDA Y MESTAS (Tata Poli) quien con la anuencia de su esposa señora Palmira Morales de Miranda e hijos, nos entregan la casa que les servía como su domicilio ubicada en el Jr. AMERIVCA 649 Departamento A -En La Victoria- convertida en el local institucional, para realizar las reuniones de coordinación, sesiones y asambleas; ensayos del conjunto musical y prácticas de algunas danzas dando preferencia a la «Pandilla Puneña». Luego de algunos años es en este segundo local donde se institucionaliza nuestro querido «Brisas del Titicaca».
Como habíamos crecido en cantidad y en calidad de participantes, se acordó en una Asamblea masiva elegir a la primera Junta Directiva (cuya relación fue publicada en el número anterior) y es aquí donde sufre otro acontecimiento bautismal con el nombre de «CENTRO MUSICAL BRISAS DEL TITICACA» en 1965. La Institución se proyecta con un futuro mucho más amplio; habíamos calado hondo en el corazón de los puneños que sabían de su existencia y de muchos amigos que sin se puneños se incorporaron, pasábamos de 100; la casa tan gentilmente cedida por la familia Miranda-Morales quedaba chica, entonces nos vimos precisados a evacuar la casa y buscar un ambiente más amplio.
Habíamos tocado muchas puertas en busca de fuentes de financiación o de buena voluntad de algún paisano, que nos habilitara prestado un ambiente para poder continuar con nuestra actividades sociales-culturales, lamentablemente no encontramos eco favorable, inclusive la representación parlamentaria por Puno, es correcto anotar que fueron parlamentarios de otros departamentos, de otras latitudes lejanas a nuestra tierra quienes, nos brindaron su mano franca para apoyarnos, porque quedaban cautivados por la música y las danzas puneñas. En próximo artículo anecdotario contaremos las minuciosidades de los momentos gratos e ingratos que hemos pasado por defender a nuestra querida institución. Queda demostrado que supimos con valor, vencer algunas dificultades y procurar imponernos a la adversidad, ello no quiere decir que entre nosotros existían serias discrepancias que también con acierto se sobrellevaron. Ya la Institución había crecido y por allí se venían cambiando las ambiciones personales de capturar BRISAS, porque pensaban que les iba a servir para cristalizar sus protervos fines figurantistas o electoreros, entonces ambicionaban llegar a ser dirigentes a toda costa, algunos con suficientes méritos, pero los más eran soldados desconocidos que antes jamás se habían preocupado por apoyar el proyecto de engrandecer «BRISAS». Los debates en nuestras asambleas fueron principistas, alturados y el objetivo fundamental era esclarecer las dudas de los acontecimientos, por que se tenía que actuar dentro de la honestidad y el sacrificio.
Muchos personajes tristemente célebres en diferentes épocas se llenan la boca con alabanzas de que se hicieron proezas por el engrandecimiento de BRISAS, algunos tienen todo el derecho de hacerlo, pero la gran mayoría no, porque solamente llegaron cuando « ya la mesa estaba servida»; pero cuando nosotros cumplíamos con la misión de incrementar con más socios buscábamos local, no teníamos dinero para sufragar gastos elementales, porque todavía no cotizaban los socios, los jóvenes puneños y limeños inclusive se apuntaban en mayor número para participar en las danzas, los músicos también aumentaban en número, pero todo ello era motivo de profunda preocupación solucionar el problema fundamental de un local más amplio. En este lapso los maestros también provincianos que defendían la «línea de clase del movimiento sindical del Magisterio Peruano» acuerdan alquilar un local bastante amplio ubicado en la calle Belén Nº 1033-A en Lima, a media cuadra de la Plaz San Martín; concretizan la ocupación de este local los integrantes del «Frente Clasista Magisterial» dirigidos por el gran Amauta Prof. Germán Caro Ríos (Q.E.P.D.) y los Profs. Carlos Gallardo Gómez y Carlos Cerrón Aquino, quienes aceptaron cedernos el local sin costo alguno, salvo cuando realizábamos actividades con asistencia masiva de socios. Precisamente fue en este local donde se renovó la Junta Directiva luego de un proceso eleccionario limpio y democrático, saliendo electa como 2da. Prsidente la distinguida educadora azangarina doctora Rosa Gutiérrez Chávez; quien también estamos seguros participará en esta tribuna comprometida con la ardua tarea de sentar las bases de la Historia institucional.
Como la organización magisterial determinó devolver el local, nos vimos precisados a prestarnos un ambiente en el local de la FENEP - Federación Nacional de Educadores del Perú- en el Paseo de la República cuadra 2, abajo la presidencia del Prof. Fernando Camino Achote, esto se hizo realidad por que el expresidente de Brisas Prof. Juan Carpio Mostajo, era dirigente nacional del Magisterio Primario. Este local solo servía para sesiones de la directiva. Hasta aquí ya se incorporaron muchos personajes puneños: Marcelo Bacigalupo Parodi, Víctor Naldos Medina, Guillermo Zegarra Villar, Manuel Edgar Cortéz Quiroga, Carlos Cano Pinazo, Julio Monje Herrera, etc. Y que precisamente el Sr. Carlos Cano con la colaboración de algunos socios, sacando dinero de su bolsillo, determinó alquilar una casa en la calle Juan Castro 170 (Balconcillo), donde se logra recuperar a los socios de brisas. ESTA DETERMINACI´ON FUE UN ACIERTO HISTORICO Y UN SACRIFICIO PERSONAL QUE SIEMPRE LO HEMOS RECONOCIDO. allí es donde los nuevos dirigentes con la participación de algunos socios acuerdan cambiarle el nombre por el de AOSOCIACION CULTURAL , pero siempre quedó el apellido BRISAS DEL TITICACA, razón social con la que se le conoce hasta nuestros días y que gracias a los puneños que quieren a su tierra quedará inmortalizado hasta la posteridad. «errar es humano, perdonar es divino», dice el dicho, pero felizmente fue el tiempo el que se encargó de corregir cuando se pretendió hacer aparecer que Brisas recién se había fundado en Balconcillo, desconociendo olímpicamente todo lo trajinado con anterioridad. (no falta quien dice que fue en el «Jardín Yolanda») No podía aparecer como Institución nueva si los actores eran los mismos que venían desde mucho tiempo atrás. Nosotros tenemos autoridad para comentar, hasta el local del Paseo de la República 260 en Lima (local de FENEP). Sobre los demás locales donde ha funcionado Brisas del Titicaca como es el de Juan Castro en Balconcillo. el 5º frente al Parque de la Reserva, el 6º que estaba en la Av. Santa Cruz, Jesús María, el 7º en Jr. Belgrano en Pueblo Libre y el 8º y definitivo que se encuentra en Wakulski 168 en Lima, donde creemos que se han enraizado con solidez y ha ido desarrollándose con impresionante frondosidad y sin lugar a dudas convirtiéndose en la más importante de las instituciones culturales de su género en toda la República, con un prestigio merecidamente ganado tanto en el Perú como en el extranjero. Retomando las destacables participaciones del naciente Brisas, tenemos que referirnos a las innumerables audiciones radiales de preferencia en la emisora del Estado «Radio Nacional del Perú», presentaciones en algunos escenarios como el Grill Bolívar para amenizar una entrega de Palmas Magisteriales a un grupo de educadores, presentaciones en varios colegios secundarios para incentivar a la niñez y a la juventud a fin de que conozcan y se identifiquen con la música y danzas puneñas, hoy vemos orgullosos el fruto de esa labor. Cuando salíamos a dar serenatas a los paisanos residentes en Lima, al escuchar la música del terruño que los vio nacer y las coplas literarias del contenido de sus huayños, recordaban hasta la lágrimas a sus seres queridos y/o posiblemente su infancia. Estos recorridos sabatinos pasada la media noche ya se habían hecho costumbre; concluidas nuestras sesiones, venían los ensayos con su roncito y las serenatas; los carros de Humberto Miranda Montes de Oca, de Rodolfo Cervantes Mollinedo, de Francisco Arce Romero (Panchito) estaban a nuestra disposición. Era tan contagiante el entusiasmo que nos sentíamos la mala noche ni sus estragos, había fuerza, voluntad y cariño por difundir lo nuestro. No sabemos si ahora darán serenata por lo menos a la patria en su día. En cada salida se captaba algún nuevo socio y varios simpatizantes de los cuales muchos sin ser puneños se identificaron con nuestra música y nuestras canciones. Así se fue difundiendo nuestros huayños, nuestras canciones, nuestra música, toda nuestra cultura, participamos en el Concurso de Danzas Folklóricas a nivel distrital en 1965, convocado por la Municipalidad de Lima, en las proximidades de un Aniversario más de la fundación de Lima. Salimos ganadores con la «Pandilla Puneña» representando al distrito de La Victoria, pasamos la final en el Campo de Marte, en enero de 1966, en la que nos ubicamos en un injusto segundo lugar después de una pareja de danzantes de tijera de Ayacucho, el favoritismo de don Josafat Roel Pineda, se puso de manifiesto con la complicidad de un regidor del municipio limeño de apellido Castellano que estaba oficiando de jurado; fue un robo descarado que nos impidió viajar a un concurso internacional en Venezuela representando a la danza peruana. Luego del escándalo suscitado y los reclamos posteriores ofrecieron otorgarnos el primer puesto, pero lamentablemente ahí quedó. Estos fallos parcializados no arredraron nuestro entusiasmo, dejando atrás la injusticia, seguimos para adelante y poder concretizar muchos proyectos que teníamos planeados, entre ellos grabar un disco LP el mismo que no se pudo hacer realidad no obstante tener en nuestras filas muy buenos músico.
Otra de las actuaciones destacadas fue a que se efectuó en más de una oportunidad en el local que era una especie de peña, donde se presentaban artistas de diversos géneros, el COSTA AZUL ubicado en la esquina de los jirones Puno y Carabaya, la acogida de los conductores nos animaron y persuadieron para cumplir nuestro más caro anhelo; difundir la música puneña sin esperar ningún tipo de remuneración. Actuábamos por amor al arte. Nos reconfortábamos con los aplausos y las muestras de afecto que el público nos dispensaba al escuchar nuestras melodías.
Conservando la tradición, recordábamos con frecuencia los «Todos Santos Puneños» que se celebran los primeros días del mes de noviembre; nos organizábamos para el bautizo de la «T’anta Wawa», en la primera ocasión la celebración rebasó las expectativas de los invitados, porque por que contamos con la valiosa animación del famoso payaso puneño «Chicharrón», destacado artista de Circo, Teatro y Televisión. Su actuación fue tan brillante que ninguno de os que presenciaron olvidarán a Florencio Torres Ramos y su esposa doña «Mechita» también reconocida artista chilena, que aún viven. Esos bautizos fueron reuniones de jarana, alegría y confraternidad de paisanos y parientes que quedan latentes en nuestros recuerdos. Era contagiante el entusiasmo de los presentes que luego de la ceremonia, con cura y sacristán, venía degustación del bizcocho con su chocolate cusqueño y luego comenzaba la fiesta con las heladitas o su roncito con cocacola, que incentivaban para amanecernos jaraneando. También siempre hemos participado en otras fechas festivas y celebratorias de acontecimientos importantes como los carnavales, el Día de la Madre, Día de Puno, charlas que con frecuencia programaban otras instituciones, allí estábamos.
Cuando las familias puneñas se trasladaban a esta capital, traigan consigo un cargamento imaginario de costumbres y tradiciones de su tierra, a la misma que rendían culto; venían a territorios extraños portando su música, canciones, creencias católicas, cristianas y también con sus penas a cuestas, su pobreza en la alforja, producto de siglos de explotación de los extranjeros y sus secuaces también puneños. La meta que se trazaban, era fundamentalmente trabajar superarse, surgir y triunfar tal como lo han hecho generaciones íntegras de puneños que han emigrado a toros lugares del Perú. la NACION QUECHUA-AY,MARA ha sabido superar la adversidad, imponerse a la discriminación económica, social y hasta racial que dispensaban los capitalinos, que creían que eran superiores y poderosos. Cuando hacen cuarenta años se escuchaban las notas de las zampoñas, las tarkas, los pinquillos, los pitos, y hasta los instrumentos de cuerdas ejecutados por puneños, las gentes ignorantes que se creían superiores, cerraban sus ventanas y en forma hipócrita cateaban por las rendijas y veían, porque no, con profunda admiración pero en silencio el paso de las comparsas de danzarines, la constancia y sacrificio de los músicos, danzarines e intelectuales puneños, permitió que ahora nuestros huayñitos se bailen en los mejores salones y que la juventud d los diferentes estratos sociales estén plenamente identificados con nuestra música, costumbres y danzas. Por eso siempre hemos recalcado que logramos arrinconar a nuestros detractores; y ahora con admiración veneran nuestras danzas y música cono solamente en nuestra patria sino en todo el mundo; lo que significa que la constancia, perseverancia y consecuencia con sus principios los puneños residentes en todas las ciudades han sometido a que seamos admirados y que reconozcan nuestros valores, de ser descendientes de los mal llamados indios; porque las culturas que se desarrollaron en el altiplano peruano-boliviano y en otros lugares del país fueron superiores en organización, participación masiva de los pueblos, que las actuales.
Pruebas fehacientes del grado de aceptación que merecimos, fue la participación de socos y simpatizantes; que sin ser puneños, estaban a nuestro lado, se deleitaban escuchando nuestra música, degustando con agrado los platos típicos e Puno y participaban en la acción de nuestra «Pandilla Puneña», « Marinera Puneña», «K’ajelo», los «Auki aukis», etc. Llegó un momento en que en los albores de la formación de «Brisas del Titicaca», principales puntales fueron las personas que no eran puneñas, en las danzas, en la ejecución de instrumentos musicales, y en otras actividades culturales fueron simpáticas damas, así como jóvenes criollos los que pusieron el hombro para seguir avanzando. Esta participación de no puneños lo demostramos solamente tomando como referencia a la forma como se constituyó la Primera Junta Directiva de Brisas: Vice Presidente: Sr. Eduardo Moscoso Morales (Limeño), Secretario: Carlos Seminario Salazar (Piurano): Srta. Gloria Gómez Quispe, Secretaria de Asuntos Femeninos (Callao); Dr. Annon León Véliz, Secretario de Asistencia Social (Huancaíno); Srta. María Elena Villalva Moscoso, Secretaria de Escenografía (Limeña). Cinco dirigentes integrantes de la primera Junta Directiva fueron personas que por haberse identificado con la música y danza de Puno, por su espíritu de colaboración y dedicación llegaron a ser ungidos como miembros de la directiva sin ser puneños, tenemos que reconocer que trabajaron con sacrificio y cariño y fueron en mucho, exigentes en el cumplimiento de los acuerdos, que también viven actualmente.
Como se había instituido las serenatas sabatinas, acordamos marchar hacia Salamanca de Monterrico, un sábado, llegamos al domicilio del paisano y amigo, la estudiantina ejecutaba magistralmente sus melodías puneñas, cuyas coplas y versos eran interpretadas a perfección y con profundo sentimiento por la señora Flora Valdéz de Malaga, habíamos cumplido con las tres ejecuciones de «ley» (porque también había normas) no encendían la luz y tampoco se notaba que los dueños estuvieran dentro. Poco desanimados, con plan de irnos a otro sitio porque la noche era larga, nos aprestábamos a retirarnos, cuando el vecino de la persona que fuimos a visitar, abrió su puerta y con modales de buen amigo, con mucha gentileza nos invitó a pasar a su domicilio; ya estando dentro vinieron primero los «wiskis» que nos había de «picar los dientes» por falta de costumbre; y luego d algunas cajitas de cerveza cuya cantidad era para amanecernos. Tragos van y tragos vienen, se identifica el señor como arequipeño, hace levantar a su esposa y su sobrina que eran procedentes del norte y se llamaba MIGUEL DIAZ ESCALANTE (Q.E.P.D.); quien impactado por las canciones puneñas cuenta casi parte de su infancia, que algunos años atrás los pasó en Puno por razones de trabajo de sus padres: y que al escuchar esas melodías siempre se acordaba: manifestando en varios momentos que estaba viviendo instantes de grata recordación. Añoraba a su hijo que estaba en Estados Unidos y fue Humberto Miranda quien sugirió que le podríamos grabar una cinta en su equipo casero y que le mandara ese recuerdo a su hijo. No bien terminó de escuchar esa sugerencia, dispuso que las cervezas y cigarrillos se duplicaran en cantidad e invitó a su esposa para los utensilios de la cocina también se pusieran en movimiento. Flora Valdéz «La Flor Moheña» esa noche se lució ejecutando con mucho arte las canciones puneñas, admirable su memoria, era un manantial de huayños, no se agotaron sus colas hasta que rayó la aurora anunciándonos un nuevo amanecer, hecho que nos obligaba a retirarnos. Muy bien atendidos, dejando una grata impresión, nos retiramos disciplinadamente aunque un poquito apenados porque sobró algunas cervecitas. El señor Días Esclante, inscrito como socio, después, obsequió dos guitarras «Falcón» para Brisas, asistía puntualmente a nuestras actividades desmotrando a cabalidad la decencia en sus actos. Un gran señor y un mejor socio..
Para Flora Valdés Mendoza, esa noche la cinta que se grabó para Estados Unidos quedó chica, su garganta de donde arrancaba melodiosas canciones no se hizo ni mella y demostró su gran capacidad humorística, Fue la noche de su consagración como vocalista del Centro Musical «Brisas del Titicaca».
A pesar del tiempo transcurrido, más de 36 años de existencia de BRISAS nos llega al recuerdo la decidida y valiosa participación de distinguidas damas y jóvenes que con cariño, sacrificio y esfuerzo en cada presentación pública que participaban, dejaban bien puesto el nombre de Puno y creemos una obligación histórica mencionarlos para las nuevas generaciones de la Institución sepan a cabalidad quienes fueron los precursores en nuestro Elenco de Danzas, para recordarlos, agradecerles y que Puno les guarde gratitud, aquí tienen;
Damas: Gloria Gómez Quispe, Ruth Fernández Valdéz, Gladys Miranda Morales, Vilma Luque Carpio, Yuli Portugal Sánchez, Dolly Miranda Morales, Felícitas Moreano Maydana, Teresa Luque Carpio, Diana Mauricio, Lupe Ochoa, Yoni Chacón, Lupe Velarde Rivera y Katy Castillo. Varones Edagra Bueno Aguirre, Isaac Bustamente Velazcoi, Armando Azcuña Niño de Guzman, Miguel Biamon Rojas, Wilmr O. M¿iranda Morales, Hugo Romero Manrique, Héctor Aguilar Valencia, Nolasco Maydana Velazco, Carlos Seminario Salazar, Teófilo Rubira. Completan el Elenco de Danzas los niños: Odile Miranda Morales y Benjamín Moscoso.
La Música fue la piedra angular para la existencia de «Brisas del Titicaca:» y fueron los músicos la columna más sólida sobre cuyas bases se edificó lo que hoy conocemos como la «Asociación Cultural Brisas del Titicaca», institución representativa de PUNO, De hecho que en la actualidad vemos con preocupación el alejamiento de quienes con acariño y sacrificio contribuyeron con su intelecto y dedicación a través del arte musical para llegar ala sitio donde estamos. En cualquier tipo de actividad tenían que estar los músicos, a quienes nunca se les retribuía, ni siquiera para sus pasajes; pero si en cambio exigíamos su presencia, puntualidad, innovación dentro de su profesión. Muy asequibles la gran mayoría, no obstante los problemas discrepantes que surgían, han sido consecuentes con difundir sus conocimientos artísticos colaborando desinteresadamente por levantar en alto el nombre de su santa tierra. Todo este contingente debe regresar al seno de la Institución, méritos les sobran. Así sean dos o tres conjuntos musicales ellos deben seguir ocupando el lugar preferencial. Lo demás se llama ingratitud; y eso no se debe permitir. La mayoría ha dedicado parte de sus vidas alegrando a su pueblo. Son más de 36 años que han estado juntos a nosotros: las mentes ilustres y sanas, no pueden actuar sin reconocer sus méritos.
Para los lectores de esta prestigiosa revista «ASWAN K`ARI,. sepan quiénes alegraron nuestras actividades, permitieron que vivamos momentos gratos de recuerdos de la tierra que nos viera nacer y de esta manera nos orientaron por la senda de la identidad nacional. Si acaso omitimos algún nombre sépanos disculpar ya que oportunamente rectificaremos, (Lima julio de 1998.)

Vol. 4: Las ANECDOTAS
De Aswan K’ari Nº 16 (Marzo de 1999) Cuarto Artículo
Esta serie de artículos que se ha venido publicando en esta revista, han despertado un profundo interés y no poca discusión entre quienes están en torno a la más prestigiada institución de residentes puneños, fuera de su lugar natal Brisas del Titicaca, que hoy a alcanzado una prestancia de primera categoría, no podía quedar sin historia, era necesario conocer la verdad, porque así se lo merece, es como si un pueblo no tiene historia difícil que pretenda un futuro, los puneños en Lima han hecho presencia institucional, desde hace más de 50 años, sin embargo, pocas como el Club Departamental Puno o la Asociación Cultural Brisas del Titicaca, han sabido mantenerse y perviven pese a grandes sinsabores y no pocos triunfos en cada etapa. El que nos hayamos inquietado en publicar parte de la historia de esa presencia, naturalmente ha creado polémica, fundamentalmente en torno a cuando empezó Brisas. Es cierto: ¿Cuándo nació?, ¿cuándo se inició?, el 10 de setiembre de 1970 cuando es inscrita en el libro de Asociaciones de los Registros Públicos, el 18 de diciembre de 1965 como rezan antiguos documentos, al llamarse Centro Musical, o cuando un grupo de 6 amigos se reúnen para celebrar el Aniversario de Puno el 4 de Noviembre de 1962 y dan inicio a la formación del Conjunto Musical Brisas del Titikaka como nombre propio.
Lo que se ha escrito documentadamente en estas últimas 4 ediciones ha desmentido una serie de versiones sobre el origen real de la Asociación Cultural Brisas del Titicaca, y sin soberbia, creemos estar aportado a despertar la inquietud que hoy se ve para contribuir con datos para escribir la historia de esta Institución, músicos y antíguos asociados, los nombrados vitalicios, han despertado de su letargo, saben conscientemente que el tiempo y la vida, hasta la muerte, muchas de las veces son traicioneros, y como a nosotros se lleva nuestros gratos recuerdos. Se ha manifestado: ASWAN K’ARI, es una tribuna abierta al servicio de Puno, Brisas del Titicaca es parte de Puno,- como lo ha demostrado en este año 99, la numerosa delegación que ha viajado con motivo de la Fiesta de la Candelaria a nuestra ciudad capital-, por ello dejamos abierta esta ventana a fin de que inquietos conocedores de vivencias pasadas, conocedores de la historia real, o quienes no estén de acuerdo con muchas de las cosas que se dicen aquí, puedan hacernos llegar en calidad de colaboración sus materiales a fin de ser publicados; están pendientes de contar las siguientes etapas de Brisas del Titicaca, cuando se pasa a la Calle Juan Castro 170 de Balconcillo, de la que algo hemos publicado en nuestra edición Nº 4; o cuando Brisas renace en el Aéreo Club, con otro grupo de inquietos briseños, como lo hemos contado en la edición Nº 10. Asuman la convocatoria sin temores. (El Director)
HAMBRE
¡Hoy que, como un peregrino/ en el camino de la vida/ antes que sobre mí caiga la negra noche/ voy a gritar a los cuatro vientos/ el derecho que tenemos todos los hombres/ a ser libres!. ¡Porque para ser libre hay que estar exento de la miseria,/ libre del hambre/ y de vivir bajo el imperio del terror/ y cuando al hombre le falta el pan/ es capaz de todos los heroísmos/ o todas las bajezas;/ por que las necesidades materiales/ están por encima de todas las cosas!. ¡Algunos nos dirán/ que no hay que pensar con el estómago/ sino con la cabeza!/ Sí, son aquellos, precisamente,/ que tienen la panza a punto de reventar/ de tanto comer a costa de los demás!. ¡Otros nos dirán que tengamos paciencia!/ Sí, paciencia! Para seguir muriéndonos de hambre a pausas,/ junto con nuestros hijos/ Desgraciadamente, el hambre no espera!/ y tenemos que comer ahora, mañana es tarde!. ¡Entre el silencio y el grito no hay otra alternativa!/ si nos dejamos morir de hambre en silencio/ ésto, equivale a un suicidio;/ y si gritamos pidiendo pan/ algunos dirán que somos agitadores/ Pero, cuando el hambre colectivo/ grita en la garganta de los desheredados de la tierra,/ se convierte en el himno de todas las protestas/ en las batallas de la vida!. ¡Vengan, pues, aquí.../ mujeres y hombres jóvenes y viejos/ de todas partes del mundo/ salidos de las mismas entrañas del pueblo,/ y gritemos con todas las fuerzas/ que nos queda en nuestra agonía/ y que nuestra voz se escuche/ en el último confín del planeta,/ como el más grande anatema/ de todos los siglos;/ Pan para nuestros hijos,/ pan para nuestros hermanos./ pan para nuestras entrañas.../ que se desgarran de hambre/ pueda ser que al fin,/ al estruendo de nuestras voces, alguien se apiade de nosotros y ... PAN, PAN, PAN... nos llenen mas que sea la boca/ con una ráfaga de balas...!. (Autor: Reynaldo Huaytán Arias. Oct.1975)
Con este poema como preámbulo, estamos plenamente convencidos que con la VERDAD y nada más que la VERDAD, puesta de manifiesto en cada una de nuestras colaboraciones a la prestigiosa revista ASWAN K’ARI, editada con los auspicios del Club Cultural Azángaro, bajo la conducción y dirección del señor Bruno Medina Enríquez; no estamos menospreciando ni desmereciendo la labor que en determinado momento histórico de BRISAS DEL TITICACA, supieron aportar los puneños residentes en ésta capital y lo hicieron con sacrificio, dedicación y honestidad; el pueblo y su historia los reconocerán y si sólo pretendieron aprovecharse de la institución para escalar otras posiciones personales expectantes, serán sometidos al tribunal de la conciencia de nuestro pueblo, por que éste también sabe juzgar a quienes se enriquecieron y traficaron con las expectativas de los puneños o se apropiaron de algunos bienes y pertenencias de la institución.
Comentarios antojadizos y algunas publicaciones en otros medios con declaraciones que se alejan de la verdad, nos obligan efectuar un deslinde, que tiene por finalidad dejar plenamente establecido que lamentablemente hay personas que se han autotiltulado: «fundadores, pioneros o forjadores» de la institución que se llama BRISAS DEL TITICACA; parece que se empecinan tercamente, por buscar un título o un sitial que no les corresponde; nuestras evidencias precisamente echan por tierra las poses figurantistas y personalistas de quienes en los albores y el nacimiento de BRISAS jamás aparecieron y recién se subieron al coche cuando la institución estaba caminando, ya conocida por propios y extraños (1968-70). Siempre hemos invocado sinceridad y veracidad en nuestros actos. Para nosotros es motivo de alegría, satisfacción y orgullo, el hecho que BRISAS DEL TITICACA ocupe el sitial que le corresponde y que tengan en su entorno a cientos de socios puneños y extraños a nuestro pueblo, y es conveniente anotar que los segundos son quienes identificados con la música, danzas y diferentes manifestaciones culturales de Puno, han prestado mejores aportes a nuestra institución y lo han hecho con sinceridad, honestidad, cariño sin exigir nada a cambio, ejemplos hay decenas, y ellos deben ser especialmente homenajeados por que así se lo merecen con la modestia de nuestros actos y las irrebatibles evidencias mostradas, consideramos que nuestra pequeña pero significativa aportación nos hacen sentir satisfechos por el deber cumplido; mala suerte para nuestros detractores si es que se sienten «dueños» de Brisas del Titicaca, la historia fue cruel con ellos al no depararles un sitial preponderante; llegaron tarde por inercia, egoísmo o poco cariño a la tierra que nos viera nacer, varios de ellos se convirtieron en espectadores de balcón; ahora quieren rasgarse las vestiduras y hasta obnubilados recurren a la mentira pretendiendo convencer a los muy pocos seguidores que tienen y a los nuevos. La gran mayoría de briseños son conscientes de la forma cómo se forjó su institución. Solamente con el criterio de refrescar la memoria de nuestros miles de lectores, hacemos conocer que por el oficio 41-F de enero de 1963, la Casa de la Cultura (Hoy Instituto Nacional de Cultura) inscribió bajo el número 267-CJ al «Centro Musical Brisas del Titicaca». Nos obligan a repetir por enésima vez que cuando nació se llamó CONJUNTO MUSICAL, luego por la mayor cantidad de socios se denominó: CENTRO MUSICAL, y posteriormente ASOCIACION CULTURAL, sufrió el cambio de nombres pero no se pudo hacer con su apellido BRISAS DEL TITICACA. Nos comprometemos con los editores y lectores de esta revista que ha hecho historia, respecto al origen, en el próximo número publicaremos la relación de los más de 100 socios que ha tenido la institución en sus inicios, con esta publicación despejaremos muchas incógnitas de quién es quién en Brisas; pero, hasta mientras ocurra ello, invocamos a que no se desesperen y que nadie les está quitando el piso, menos se les anulará los diplomas o reconocimientos de fundadores, que trabajen con más dedicación y que lo hagan sin gollerías ni gangas como nosotros lo hicimos; y que publiquen sus puntos de vista; ASWAN K’ARI ya ofreció sus páginas para que se pronuncien, si no lo hacen es por algún temor o no hay argumentos que sólo se manifiestan en corrillos. Un 90 % de directivos y socios son conscientes del pasado histórico de Brisas del Titicaca, fueron quienes con esfuerzo levantaron la institución de las muchas caídas que tuvo; contribuyeron decididamente a la revaloración de la cultura andina y kollavina y supieron mantener el equilibrio en las diferentes etapas, sin pretender desconocer los años aurorales de la iniciación de vida institucional, tampoco ellos, en forma decente y alturada, teniendo todos los méritos, no reclamaron condecoraciones ni honores, igual, siguen consecuentes con su institución. Es un mérito que debe ser reconocido y que sirva de ejemplo a quienes se autotitularon de ser los primigenios.
Hemos cumplido con una tarea histórica impostergable, al haber despertado interés para que se escriba sobre BRISAS DEL TITICACA, todos los paisanos que tengan derecho para ello, muchos han asumido enormes responsabilidades que han sabido cumplir a cabalidad, y son a quienes les asiste todo el derecho de hacerlo. En cierta ocasión propusimos que cada dirigencia que ha tenido a cargo la conducción de los destinos institucionales, tenía la responsabilidad moral de escribir sus memorias en forma conjunta o institucional o en forma personal, siempre teniendo en consideración a los socios que en forma muy silenciosa sin mayores ostentaciones ni figuración, supieron aportar su valiosa contribución y brindar todo su tiempo disponible y los recursos que tuvieron a su alcance, poniendo la mano a sus bolsillos, dedicando a la institución parte de sus ideas y conocimientos; contribución que es más valiosa y positiva, ellos que son la gran mayoría nunca ocuparon un cargo dirigencial; por su presencia, su colaboración y opiniones, tuvieron más peso que la de muchos dirigentes y es por ello que sin temor a equivocarnos, aseguramos que BRISAS avanzó más con la participación de aquellos que en forma silenciosa, con cariño al terruño, con sinceridad, fueron las piedras angulares donde se sostiene la institución, hombres, mujeres, jóvenes y niños fueron los gestores de esta magnífica obra que ahora es motivo de honor para todos los puneños.
Luego de estas sinceras reflexiones describiremos anécdotas que como hechos de importancia nos sirvieron para avanzar y discernir lo bueno y lo malo, muchas acciones son ingratas y si las traemos a colación, es para que sirva de ejemplo, para no amilanarnos ante la adversidad, y al contrario sacamos fuerzas y valor para continuar.
Cuarenta años atrás en el ambiente criollo limeño existía cierto menosprecio por las diferentes manifestaciones del arte folklórico, decían que eran manifestaciones de los indígenas, de los serranos, de los incultos del Perú; que erta un sector de ignorantes; se demostró que ignorantes eran quienes sin conocer la historia de nuestra Patria se tomaban la libertad de adoptar poses despectivas, las que con el transcurrir del tiempo se fueron corrigiendo o silenciando a quienes nos criticaban; no sabían nada de lo grandiosas que fueron y siguen siendo nuestras culturas milenarias de aymaras y quechuas, que precisamente han bajado de las altas punas para ahora imponer nuestras manifestaciones folklóricas con sus diferentes matices y como decían las abuelitas: «hay hijito, cómo cambian los tiempos, ahora los criollos son los que aplauden nuestras danzas en las calles y muchos pugnan por bailar y cantar nuestros huayñitos puneños».
Es motivo de honda satisfacción que con sacrificio, constancia y conocimientos hemos logrado vencer esa barrera; y hoy somos admirados por propios y extraños. Corrían los últimos días del mes de diciembre de 1965. El Conjunto Musical Brisas del Titicaca, bajo la Dirección de Policarpo Miranda y Mestas y la Secretaría desempeñada por don Ricardo Lens Sánchez y como Fiscal don Moisés Luque Vásquez; al rededor del trío dirigencial muchas decenas de puneños residentes y de tránsito en Lima, apoyábamos todos las acciones que programaba el Conjunto Musical. Se visitaron domicilios con el objeto de invitar a jóvenes y señoritas para que se inscribieran en el primer elenco de danzas (Pandilla Puneña). Vestimenta no teníamos, recurrimos a las paisanas para que nos presten y fue la señora Cecilia Bolaños Vda. de Ordoñez (Q.E.P.D.) quien prestó 6 juegos completos incluyendo sombreros y centros que después los donó, cada pareja tenía que mandarse a confeccionar las botas o zapatos. Se demostró voluntad de prestigiar a Puno y había que hasta hacer sacrificios; es así como se conformó la primera pandilla puneña con 6 parejas elegantemente vestidas. Llegó la hora de la verdad y fue así que convocamos a un baile social a la colonia puneña para el 18 de Diciembre de 1965 en el local de los Trabajadores de Construcción Civil (La Victoria), el éxito fue total en lo social como en lo económico. Los residentes puneños demostraron que también podían llenar un local y bailar en las calles del distrito de La Victoria hasta las doce del nuevo día. Allí Brisas del Titicaca, los organizadores, su conjunto musical y la pandilla se consagraron. Ese fue el punto donde se inicia el despegue de la institución. Con motivo de realizarse el desarrollo del programa central de festejos de la «Semana de Lima», en enero de 1966, Brisas del Titicaca fue invitado a inscribirse para el concurso folklórico «Amateur» que organizó la Municipalidad de Lima. El primer premio consistió en S/. 25,000.00 incluyendo un viaje a Méjico o Venezuela, durante el desarrollo del concurso, las presentaciones de la Pandilla Puneña fueron exitosas, tanto el 12 de enero en la Plaza Manco Cápac cuanto el 18 de enero en la Concha Acústica del Campo de Marte por la noche, Brisas del Titicaca había sido ganador del primer premio, la ambición del dinero hizo cambiar la opinión del jurado calificador del certamen, ante esto, precisamente Policarpo Miranda declaró lo siguiente: «Quitaron el premio a Puno para dárselo a sus secuaces, un par de danzarines de Tijeras de Ayacucho, y para de ésta hacer repartija entre ellos «nuestros danzarines merecieron los elogios más sobre salientes, por el colorido, la cadencia y el número de las chicas impecablemente vestidas, que derrocharon gracia, arte y donaire. Digo e insisto, el premio de los 25 mil soles le ha sido arrebatado a Brisas del Titicaca, para repartirse entre ellos, testigo de lo manifestado a mi persona en el Campo de Marte es el socio Fiscal Don Moisés Luque Vásquez donde el Sr. Josafat Roel Pineda me dijo: ustedes ya tiene el premio y los felicito». Y después ¿qué pasó?. Con fecha 28 de enero de 1966, presentamos dos reclamos por escrito a la Casa de la Cultura y a la Municipalidad de Lima, pero ninguna mereció respuesta, el silencio fue cómplice por que, de por medio estaban los billetes que no eran pocos, pero siempre queda el recuerdo ingrato de la manera cómo se venden los hombres por migajas, cómplice fue el Sr. Santiago Castellano que ofició de jurado.
Antes que se realizara el baile social del 18 de diciembre y con el deseo de tener padrinos en el seno de Brisas del Titicaca en una conversación informal con el señor Jorge Huirse Reyes nos sugirió nombrar al señor Senador por el departamento de Pasco Dr. José Ferreyra García, se le envió una nota de atención invitándolo al baile, lo que aceptó gustoso, enviando a la fiesta para que lo represente a su secretario Dr. García, y al ayudante del Senado Cap. de la GC Teófanes Leyva Ladera, quienes le informaron sobre el éxito de la fiesta y la magnífica presentación de la Pandilla Puneña. Pocos días después se recibió la cordial invitación del padrino Dr. Ferreyra García, para asistir a su domicilio en Chorrillos con motivo de cumplir 15 años su señorita hija. Llevamos 5 parejas de baile y la estudiantina. Aquilatando la valiosa y vistosa presentación, galantemente nos ofreció considerarnos en el presupuesto de la Nación con la suma de veinte mil soles oro, para «Brisas del Titicaca», Compensación del destino ya que si por un lado nos quitaron 25 mil soles, por otro, galantemente y con toda gentileza un congresista que no era puneño nos asignaba una partida económica, mientras, a los parlamentarios puneños de la época no les interesaba el gran proyecto BRISAS DEL TITICACA. Se hicieron los locos balconeros, miraban de lejos y lo peor de una manera burlona y despectiva. Como consecuencia de este trato, el vaso rebalsó y fue precisamente en la fiesta del «Tata Pancho» organizado por los paisanos de Yunguyo, que nos invitaron gentilmente y como los kellunchos traguitos de diferentes colores, pero bien trepadores ya habían hecho efecto en muchos invitados; en momentos que afinábamos los instrumentos para amenizar la fiesta se hizo presente el que fue Diputado por Puno Dr. Jaime Serruto Flores y otro amigo, se la dio de muy importante, en vez de elogiar criticó y de ello recibió su merecido: una cachetada muy sonora propinada por la Señora Palmira Morales a quien escuchamos: «En vez de ayudarnos como diputado puneño, vienes para hacerte la burla, esto es lo que mereces y vete». Nunca pensamos de una reacción tan violenta de Doña Palmira. Nos quedamos quietos y como si nada hubiera ocurrido a bailar se dijo. Después esta persona quiso ser presidente de Brisas y el eco de la cachetada no le permitió y perdió esa elección.
Continuando con el proceso de investigación sobre actividades realizadas por Brisas del Titicaca, encontramos datos de las siguientes acciones institucionales: Nuestras sesiones de Junta Directiva se realizaban los días sábado a partir de las 9 de la noche, las mismas que generalmente terminaban a la media noche, teníamos nuestra canastita colgada en la sala de la casa de Policarpo Miranda, -donde se realizaban las sesiones y otras actividades- descolgada esta, circulábamos como si fuera una limosna de misa y recolectábamos el primer aporte voluntario para estar en órbita y comenzar con los ensayos musicales; luego tomábamos el acuerdo de ir a dar serenata a un paisano, para seguir la jarana, aprovechar para captarlo como socio y de hecho era un plan de amanecida; movilidad puesta por Cesar Cervantes Mollinedo, Ricardo Lens Sánchez, Oscar Arce y Humberto Miranda Montes de Oca. Era tal la vocación de servir a Puno y prestigiarlo, que éstos distinguidos paisanos nunca cobraron ni para gasolina. Cuando tratábamos de movilidad y gastos de gasolina merece una mención especial la actitud permanente de Armando Azcuña Niño de Guzman, quién se encargaba de distribuir algunos documentos y citaciones, así como llevar a las señoritas bailarinas a sus domicilios después de los ensayos o presentaciones oficiales; recorría a media noche como si nada todo Lima, de Comas a Villa María del Triunfo en su motocicleta y el gran mérito que siempre se le ha recordado con gratitud, es que nunca cobró un real para gasolina. Así se sirvió a Brisas con dedicación y sacrificio, Dando de lo nuestro hasta el último centavo.
En la sesión del 30 de Abril de 1966, por primera vez Brisas del Titicaca acuerda elegir a la Madre Briseña y rendirle un merecido homenaje en su persona a todas las madres briseñas y puneñas, para lo cual como es norma institucional se procedió a la propuesta de candidatas a las señoras Palmira Morales de Miranda, Flora Valdez de Málaga y Silvia Morales de Guardia; salió electa la ?última de las nombradas, se procedió a la proclamación y la preparación de un nutrido programa, para festejar con orquesta el domingo 8 de mayo a partir de las dos de la tarde hasta las ultimas consecuencias. No sin antes desarrollar un programa cultural-musical, en la que también intervenían los niños y los jóvenes. Este acontecimiento que superó en éxito las expectativas salió publicado en dos principales periódicos de la capital. La Prensa y El Comercio.
El 4 de junio de 1966 ya en funciones como nuevo presidente de la Comisión Estatutaria de Brisas el Sr. Juan Villalba Carpio, aprovechamos en reunión anterior suplicarle e invitar a sus señoritas hijas María Elena y Rosa Villalba, quienes nos honraron con su presencia y aceptaron gustosas incorporarse como socias. Prestaron el juramento de estilo, tenían plenas facultades para intervenir como socias, igual procedimiento se adoptó con los profesores Donato Quispe Tumy y Máximo Quispe, el primero nacido en la ciudad rosada de Lampa de tránsito en Lima, ya que ejercía la docencia superior en la ciudad de Huancayo, también con sendos discursos aceptaron su incorporación. La sesión era Estatutaria y precisamente se discutía sobre el capitulo 2 «De la Constitución, sellos y lema» el artículo 12, se plantearon 8 propuestas sobre el lema, habiendo merecido la mayoría de votos la formulada por la señorita María Elena Villalba Moscoso: «POR PUNO EN EL FOLKLORE Y EL ARTE» y también gana la propuesta formulada por Donato Quispe Tumy: «FOLKLORE PUNEÑO: EXPRESION DE PERUANIDAD» adoptándose el acuerdo por unanimidad que ambos lemas debían utilizarse en la documentación institucional. Levantada la sesión nuevamente mano a la canastita, música maestros y a jaranear con la incorporación de nuevos socios y el avance de la discusión de nuestros estatutos.
La flamante Junta Directiva del CENTRO MUSICAL BRISAS DEL TITICACA, deseosa de cumplir con su primer objetivo, la de difundir por todos los medios a su alcance la cultural andina AYMARA-QUECHUA a través de la música y las danzas del Altiplano; enterados de la presencia en Lima del CONJUNTO MENSAJEROS DEL ANDE del distrito de Cojata, provincia de Huancané del departamento de Puno, fuimos una comisión en su alcance y los encontramos alojados en el Politécnico José Pardo de la Av. Grau. Habían llegado hacían unos días, vinieron un grupo de 20 personas, ejecutaban con maestría los instrumentos de la tarka, pinquillos, pitos y sampoñas con 7 danzas muy bien ejecutadas y de hecho merecían nuestro apoyo y promoción, ya que fueron abandonados por los parlamentarios puneños de esa época que eran los llamados a prestar atención y promoción a este tipo de delegaciones procedentes de la tierra, Asumimos la responsabilidad y nos convertimos en promotores, la tarea no fue fácil, se necesitaba dedicación a tiempo completo, gestiones, tramites y correteos; colaboramos para que se presenten en el Coliseo Nacional, en el Instituto Peruano Francés, en 2 Colegios Nacionales, un viaje en la camioneta de Ricardo Lens a Ventanilla, a donde un Sr. Pacheco, donde surgió una anécdota para el recuerdo; cerca a las doce del día por fina atención de los dueños de casa, llaman a pasar al comedor y comienzan a circular los bocaditos de mote de maíz pinchados con palitos (tres granos) y papas partidas en 4 también con sus palitos; el jefe del grupo Pedro Mamani nos llama y nos comenta: «paisanos en Lima ya no hay que comer; caldito, mazamorra, nosotros estamos acostumbrados a comer mote por puñados y papa cocida entera en cantidad, con phasalla»; ingrata sorpresa para la delegación cojateña, ya que estaban de amanecida y querían tratarse como están acostumbrados a hacerlo en la tierra. Cruzan la cordillera se traen maíz y ellos mismo siembran sus chacras de papas y poseen abundancia de estos productos. Luego contactamos para que puedan grabar un L.P. con música Cojateña y se logró, en esos tiempos las disqueras pagaban a los músicos por las grabaciones e inclusive les otorgaban las famosas regalías sobre la producción vendida que era difícil de controlar. Lo más impactante de esa permanencia es que con motivo de las celebraciones del «Día del preso», posiblemente por falta de experiencia, sin medir los riesgos y consecuencias, nos embarcamos en una lancha de la Marina y con una delegación numerosa de socios y socias de Brisas desembarcamos en la isla del Frontón; entregados nuestros documentos selladas las manos; sin custodia, libremente nos mezclamos con los presos, inclusive formamos cola para recibir el rancho de pailas especiales, por ese día el menú había mejorado, estaba tan bien que las damas que nos acompañaron lloraron en coro por esa cruda realidad y una especial experiencia. Llegado el momento de la actuación los presos se comportaron muy bien hasta bailaron su tarqueada sikureada y wifalita. Nos agradecieron por esa visita, que en caso anteriores se tomaban las providencias de mayor seguridad, pero como éramos puneños no hubo ésta. Nuestras vidas corrieron riezgo, pues en la zona de «el camotal» el mar estaba muy movido, la lancha se balanceaba peligrosamente.
Al retorno en la noche fuimos gentilmente homenajeados en un colegio del Agustino por el también socio HERNAN RIVEROS HUERTA y su señora Paulina Crisostomo de Riveros, quienes nos dispensaron a más de 40 personas muy agradables potajes y el trago que no faltaba. La delegación Cojateña tocó y bailó hasta el amanecer. Nosotros muy agradecidos para el folklorista Hernan Riveros, quien con su pututo en mano recorrió por todo el centro de Lima hasta Amancaes en el Rimac, donde se celebraba el Día del Indio, allá por el año 1956.
Vol 5: El Pan Nuestro
De Aswan Qhari Nº 17, Quinto Artículo
La serie de artículos que publicamos en esta revista, ha provocado cierto malestar a quienes son pretendidamente aludidos, pese a los términos muy cordiales, amenos y a veces anecdóticos con que los autores de los artículos han contado las páginas de la historia que han vivido como pioneros en los albores del surgimiento de Brisas del Titicaca.
La preocupación para tomar interés en publicar dichos materiales se basa en el carácter testimonial con que narran; es cierto la discusión continúa, ha provocado la edición de un libro sobre el tema. ¿Se le cambió de nombre?, ¿sí, no?, ¿Cuándo nace una institución, cuando es reconocida como tal por Reg. Públicos? ¿El Perú se llama así desde el 21 de julio de 1821?, ¿Todo lo anterior no es parte de la historia institucional?. Los fundadores son tales, los protectores son cuales, los salvadores lo son, pero quienes fundaron Brisas del Titicaca fueron 7 personas. ¿Alguien tiene el libro de actas de una equis fecha de junio o julio de 1968 cuando la asamblea de socios del Centro Musical acuerda llamarse Asociación Cultural? ¿Allí dirá cuándo se fundó Brisas?. Esperamos respuesta sobre esto, que aquí publicamos el acta y otros testimonios, como pruebas de la verdad.
Nada más que decir. Este debe ser el último artículo testimonial de este grupo de autores, que se han interesado en hacer conocer por medio de esta revista una verdad hace un tiempo olvidada, donde se agrega una relación de quienes estuvieron como socios cuando Brisas del Titicaca se formaliza, se intitucionaliza, elige una Junta Directiva e inicia el registro de sus asociados, muchos de los nombrados continúan en los registros de Brisas, ellos pueden testimoniar sobre lo contado, salvo don Carlos Cano fallecido después de haber sido escrito el presente.
Ahora corresponde a la institución asumir seriamente, a iniciar el trabajo de escribir la historia, sin rasgos de vanidad, sin sesgos ni preferencias, sin abrir las heridas que pudieran haber. El Consejo Directivo tiene en sus manos el reto de hacerlo con mayor amplitud de criterio, por la responsabilidad histórica que le toca. La dirección de esta revista y el grupo de autores de los artículos está a vuestra disposición. (El Director).
“Se debe el desayuno... húmeda tierra/ de cementerio huele a sangre amada,/ Ciudad de invierno... la mordaz cruzada/ de una carreta que arrastrar parece/ una emoción de ayuno encadenada. “Se quisiera tocar todas las puertas./ y preguntar por que no se quien, y luego/ ver a los pobres, y llorando quedos,/ dar pedacitos de pan a todos. “Y saquear a los ricos sus viñedos/ con las manos santas/ que a un golpe de luz/ volaron desclavadas de la cruz”. “Pestaña matinal no os levanteis!/ El pan nuestro de cada día dánoslo Señor!... “Todos mis huesos son ajenos;/ yo tal vez los robé/ Yo vine a darme lo que acaso estuvo? asignado para otro;/ Y pienso que si no hubiera nacido,/ otro hombre tomará este café!/ Yo soy mal ladrón a donde iré?.” “Y en esta hora fría, en que la tierra/ trasciende a polvo humano y es tan triste,/ quisiera yo sacar todas las puertas, y suplicar a no sé quien, perdón/ y hacerle pedacitos de pan fresco/ aquí, en el horno de mi corazón...” (Autor: César Vallejo Mendoza.- 1925)

Cuando iniciamos la tarea de gran responsabilidad y trascendencia de escribir algunos apuntes sobre la fundación e inicios de ‘BRISAS DEL TITICACA”, lo hicimos con mucho aplomo y seguros de estar enmarcados en función a los acontecimientos reales; nuestra intención no ha sido para sorprender a nadie, ni para procurar ganarnos bonos a costa de la institución, éstos ya los tenemos en demasía y ninguno de los autores tenemos ambiciones personales; porque estamos conformes y con la conciencia tranquila hasta donde nos ha tocado colaborar en lo que ahora los puneños nos sentimos orgullosos, Siempre hemos dejado constancia, que nuestra labor termina hasta donde hemos actuado, o sea hasta la fecha en que la distinguida educadora Azangarina Dra. Rosa Gutiérrez Chávez asume la presidencia; y hemos adoptado este acuerdo por respeto a los demás dirigentes que también seguramente tienen algunas actividades que realizaron. Este acuerdo respetuoso con el prójimo también puede romperse, si acaso las circunstancias nos obliga hacerlo; por que no escatimamos esfuerzo ni tenemos miedo de salir al frente y esclarecer muchos hechos, comprobados. No vamos a rehuir la polémica, si la institución así lo requiere; pero tampoco vamos a permitir que con mentiras se sorprenda a los socios y amigos de BRISAS. Cuando no hay un sustento real y capacidad intelectual para escribir, se hace con el hígado y no con el cerebro; prueba de ello es que se recurre a la mentira, al insulto y se recurre a utilizar la diatriba, quienes lo hacen desdicen su condición de ser puneños. Demostremos honestidad en nuestras opiniones y no pretendamos ganar indulgencias con avemarías ajenas, tampoco nos autotiltulamos de ser salvadores, desconociendo en forma injusta la labor de los demás. Para nosotros quien contribuyó con su economía y esfuerzo personal y familiar fue DON CARLOS CANO PINAZO y él merecidamente debía llamarse el salvador, por que sus acciones de desprendimiento lo ubican en ese honroso sitial. Para evitar malas interpretaciones tenemos que señalar que a nosotros no nos ligan vínculos comerciales, político-partidarios ni de otra índole, solo la amistad puneñista, con respeto recíproco, pero sin sobonería. Esta misma amistad cultivamos con los socios y no socios de la institución.
Eran los años aurorales de la institución, fortificados moralmente por la acogida que merecimos de puneños residentes en Lima, así como de personas que no eran de Puno, procedían de diferentes lugares de nuestra Patria, hasta del Extranjero inclusive, porque también tuvimos un socio de nacionalidad boliviana, el profesor Walther Guerra Cueto. Quienes con su presencia y colaboración nos incentivaron para seguir adelante en nuestro propósito de hacer grande Brisas del Titicaca. En circunstancias que la esposa del Señor Carlos Cano Pinazo, señora Celia Velarde de Cano (Q.E.P.D.) era Presidenta del Centro Social Tarata (Tacna), solicitaron la colaboración del grupo musical; así lo hicimos, y parece que todos nos encontrábamos inspirados, ya que la numerosa y selecta concurrencia que asistió a la fiesta en homenaje a esa provincia, quedó grátamente impresionada y agradecida. La jarana fue de rompe y raja, haciendo honor a nuestro huayñito: “sale el sol sigue chupando, sale la luna sigue.... etc” ya que terminamos a las 9 de la mañana; Don Carlos emocionado determinó llevarnos a sus talleres ubicados en la Prolongación La Mar, La Victoria, al llegar allí nos agradeció y luego manifestó: “sírvanse este presente» y consistía en una caja llena de botellas de wishky, rematando su emocionada intervención con el ofrecimiento de darnos una sorpresa en la próxima sesión sabatina. La sorpresa fue muy grata, presentes los esposos Cano, hicieron entrega a la Tesorería de UN MIL SOLES ORO, como colaboración para la institución. Un gesto positivo, valorable y digno de recordar. Mientras la Caja de Wishky tenía su anzuelo escondido; como la mayoría no estábamos acostumbrados a beber ese licor y estando de amanecida, impresionados por la cantidad, le metimos un par de vasos cepillados, (de a cheque) y las consecuencias fueron bravas, por que el 90% estaban tendidos en los muebles. La sabiduría de nuestros antepasados es necesario recordar y aplicarla; siempre se ha dicho: “en tierra que fueres, has lo que vieres”, 3 de los presentes vimos a Carlos servirse metódicamente y lo imitamos eso nos salvó de no pagar el noviciado de ser recién bajaditos de nuestro inmenso altiplano.
Somos partidarios de que los honores y las críticas deben darse en vida, y no cuando los protectores y los depredadores hayan pasado a mejor vida; nosotros pública y privadamente hemos manifestado que BRISAS DEL TITICACA, siendo Centro Musical o Asociación Cultural que es lo mismo; ha tenido un principal protector y salvador: CARLOS CANO PINAZO, quien con su economía logró reagrupar y salvar a la institución cuando se iba a pique; alquiló el local de Juan Castro en Balconcillo y logró reagrupar a los socios e incrementar con algunos nuevos adeptos que pululaban por los alrededores y consigue nuevamente poner en el carril a la institución a la que dedicó parte de su vida, en tiempo, economía y desvelos. Adopta esta actitud en vista de que los inquilinos del local de Belén 1030 Lima se vieron obligados a entregar a sus dueños, porque no alcanzaba dinero para seguir pagando los alquileres, ya que los integrantes del Frente Clasista Magisterial, todos profesores no tenían más medios económicos. Terminado el primer contrato, los dueños duplicaron la merced conductiva, cuyo pago ya no se pudo alcanzar. Por último, Carlos es uno de los gestores que logran conseguir el actual local. Quienes prestaron su protección y ayuda concreta fueron Eduardo Málaga y Flora Valdéz, Edgar Bueno Aguirre y Manuela Postigo de Bueno, Policarpo Miranda y Palmira Morales, Cecilia Bolaños de Ordoñez, quienes brindaron sus domicilios para muchas reuniones; además del Sr. José Ferreyra García con la partida presupuestal, Víctor Cuentas Ampuero, Miguel Díaz Escalante y otros que regalaron instrumentos musicales.
Al 22 de Agosto de 1966, Brisas del Titicaca contaba con 56 socios de acuerdo a un documento fidedigno en el que a la letra dice. “Relación de socios que se aúnan al homenaje, que el Centro Musical Brisas del Titicaca dispensará al padrino de la institución, Señor Senador José Ferreyra García y a los padrinos del piano acordeón Señor Víctor Cuentas Ampuero y Señora; a las madrinas de las mandolinas Sra. Teófila Gutiérrez Zavaleta. Este agasajo se realizará el día sábado 27 del presente (Agosto) a horas 8 p.m. en el local institucional sito en el Jr. América 649 Dpto. A, La Victoria. Cuota S/. 50.00” Elegida la primera Junta Directiva el 5 de febrero de 1966, a solo escasos 7 meses de su institucionalización habíamos llegado a captar 53 socios: eso demuestra el crecimiento vertiginoso de Brisas y la forma como se logró conseguir los instrumentos musicales que hacían falta; lo que significa que el instrumental estaba completo y de calificada calidad.
En la sesión extraordinaria del 6 de octubre de 1966 acordamos para el 5 de noviembre, realizar el gran baile de confraternidad puneña a realizarse en el local de la FENEP Federación Nacional de Educadores del Perú, sito en su local del Paseo de la República 261 Lima, para cuyo efecto se nombra una comisión central presidida por Juan Carpio Mostajo e integrada por Policarpo Miranda Mestas, Tommy Sardón, Ricardo Lenz Sánchez, César Cervantes, Edgar Bueno Aguirre y Carlos Rojas. Comisión de Tarjetas y Propaganda presidida por Policarpo Miranda, integrantes, Ricardo Lenz, Carlos Cano, Salvador Guardia, Eduardo Málaga, Adolfo Curazzi; Comisión de orquesta Policarpo y Humberto Miranda, Rodolfo Curazzi, Carlos Seminario Salazar; Comisión de escarapelas recordatorias: Jóvenes y Señoritas integrantes del Grupo de danzas; Comisión de viandas: Flora de Málaga, Silvia de Guardia, Morayma de Carpio y Palmira de Miranda; Comisión de recepción: Juan Carpio, Ernesto Molina, Juan Villalba Carpio y Nelly Deza de Molina; Comisión cantina y venta de tickets: César Cervantes. Se recomendó a las distinguidas socias briseñas incorporarse voluntariamente a cualquier comisión de su agrado. Fue un éxito completo la fiesta por la concurrencia de la colonia puneña, personas invitadas y la correcta organización, con un final de cacharpari en el Paseo de la República, frente al local. Se demostró que la institución tenía capacidad de convocatoria y fue una auténtica demostración de puneñismo y amor a la tierra que nos viera nacer. El Conjunto Orquestal y el Elenco que danzó la pandilla puneña superó todas las expectativas. Toda la concurrencia satisfecha y agradecida con sendos tragos dentro. Está descontado que muchos se quedaron hasta las ultimas consecuencias. Las distinguidas damas integrantes de las diferentes comisiones cumplieron a cabalidad y con mucha responsabilidad la tarea que la institución les recomendó. Lo más importante es que el Centro Musical Brisas del Titicaca convertido en “Asociación Cultural Brisas del Titicaca”, se ha respetado plenamente la libertad de los socios, ha funcionado la democracia y se ha practicado en forma alturada la crítica y la autocrítica, sin llegar al trabajo hipócrita de formar grupos y actuar en corillos destilando consignas, veneno, chismes y maldad, para poder avanzar. Prueba de ello es que nuestras sesiones de Junta Directiva se conviertan en pequeñas Asambleas en las que todos tenían el derecho a opinar si eran socios con mayor razón y si no lo eran también a nadie se le ha negado el uso de la palabra ni a prestar su colaboración. Toda persona era bienvenida, bien recibida y se le dispensaba un buen trato. En las postrimerías de nuestros mandatos al frente de la Junta Directiva, un grupo de socios habíamos acordado proponer a la Dra. ROSA GUTIERREZ CHAVEZ, distinguida educadora, para que acepte ser candidata para que ocupe la presidencia de Brisas del Titicaca, para cuyo cometido acordamos nombrar una comisión integrada por Juan Carpio, Cesar Cervantes, Víctor Naldos Medina y Humberto Miranda; encomendándoles la tarea de entrevistar a la Dra. en su domicilio ubicado en Chaclacayo, Chosica. Acordamos la fecha y hora siendo necesario resaltar en la puntualidad como una de las normas que se practicó en forma responsable y preferente. El Sr. Cervantes en su automóvil, así como el señor Naldos también en el suyo, enrumbamos a Chaclacayo, teníamos información del lugar donde estaba ubicada la residencia de la Dra. Pero ocurre que en forma casual, faltando una cuadra para llegar a un grifo se malogró el auto de Naldos y lo empujamos hasta el grifo, donde lo dejamos. Llegamos a la casa de la Dra. nos recibió con mucha cortesía y amabilidad ella, como también su hermosa hija ARILMI. Entre trago y trago le planteamos el propósito de nuestra visita, al comienzo no quiso aceptar, por razones de falta de tiempo por su trabajo recargado al frente de su Colegio en el Callao; a mucha insistencia conseguimos su aceptación, siendo nuestro retiro y retorno muy satisfactorio porque habíamos cumplido a cabalidad un objetivo y muy impresionados y agradecidos por las finas atenciones que nos dispensaron. Llegamos al grifo, el carro que dejamos nos arrancaba, lo dejamos y retornamos en el carro de Cervantes Mollinedo.
Nuestras sesiones y asambleas sabatinas terminaban por general a las 12.30 a.m. a una de la mañana del día domingo, luego por norma se ensayaba la interpretación de piezas musicales; y para que éstas salgan bien era de urgente necesidad un calientito y para ello, en la sala de la casa de TATA POLI, teníamos colgada en la pared una canastita la misma que circulaba para recibir el aporte voluntario para los roncitos, luego de calentar el cuerpo, a dar serenata a los paisanos para alegrarlos y luego hacerlos socios. Una de tantas noches antes de levantar la sesión, se pidió una cuota voluntaria para comprar cuerdas para los instrumentos, se recolectó S /. 15.20 y terminada la sesión a los 15 minutos se bajó la canastita y aportaron para los rones S/. 35.00 el doble que para las cuerdas. Se encuentra en preparación el «Anecdotario de los primeros años de BRISAS DEL TITICACA», donde los acontecimientos se detallan con minuciosidad, por el espacio no es un artículo periodístico o para revistas, ya que se aplica la capacidad de síntesis al máximo y pareciera que las ideas salen recortadas. Luego de haber aprendido muy buenas lecciones y haber adquirido grandes experiencias, en lo que a conducción de grupos humanos de refieren; nos llegó el momento de dejar la posta de la conducción del CENTRO MUSICAL Brisas del Titicaca, para cuyo efecto se convocó a elecciones de renovación de cargos, utilizando el sistema de esquelas de citación a domicilios, espacios de radios y algunos avisos en periódicos de circulación nacional, para el día 13 de julio de 1967 en el jirón de la Unión 1033 Lima, a partir de las 8.30 p.m. llegada la hora de la verdad, llegamos al momento de efectuar la renovación de cargos, mediante el voto directo, secreto y universal.
Concluido el proceso eleccionario, la nueva Junta Directiva quedó constituida de la siguiente manera: Dra. Rosa Gutiérrez Chávez (Presidenta). Víctor Cuentas Ampuero (Vice Presidente), Juan Carpio Mostajo (Secretario), Salvador Guardia Silva (Prosecretario), Gladis Cano Velarde (Tesorera), Ricardo Lenz Sánchez (Pro-Tesorero), José Morón Bocángel (Secretario de Relaciones Públicas), Ismael Romero Panclas (Secretario de Deportes y Recreación), Eleodoro Loza Velázquez (Director de Orquesta), Policarpo Miranda Mestas (Sub-Director de Orquesta), Herminia Santander Mendoza (Directora de Danzas), Edgar Bueno Aguirre (Sub-Director de Danzas), Toribio Armas León (Secretario de Organización y Cultura), Moisés Luque Vásquez (Fiscal), Annon León Veliz (Secretario de Asistencia Social) y Nelly Deza Enríquez de Molina (Directora de Asuntos Femeninos).
Hasta aquí fue nuestra responsabilidad histórica, creemos haber cumplido dentro de nuestra modestas posibilidades la tarea que nos encomendaron; que hubieron dificultades, tropiezos, errores humanos, esto es normal como en cualquier actividad, mientras vemos por delante a Puno, creemos que nuestro trabajo ha sido ejecutado con voluntad, sacrificio y cariño a nuestra tierra. De hecho que fue la época más difícil, por que lo primero que se hizo es captar socios. Cada uno de los autores de estos artículos tenemos una trayectoria limpia y sacrificada, nadie puede tomarse la libertad de poner en tela de juicio. Las personas que ejercen un cargo, ejecutan una obra o vislumbran como líderes de un grupo social, destacando nítidamente, siempre son víctimas de infundios, calumnias, difamaciones, etc. por que quienes nunca fueron nada ni menos hicieron algo bueno por un sector social; sólo se llenar la boca pretendiendo echar barro, a quienes en todo sentido somos superiores y lo hemos demostrado en el campo de la acción. Que si hemos seguido o lo hemos hecho en estar al frente de la Institución es problema personal de cada uno, lo que sí hemos sostenido como principio que no era necesario entornillarnos a los cargos directivos y que era democrático dejar la posta a otros dirigentes, precisamente con la mentalidad de que superen lo poco que hemos hecho, porque sería vergonzoso ver a gentes con mayores conocimientos o experiencias, dejar escapar de sus manos una institución floreciente y luego para mantener vigencia y pretender que siempre las gentes los tengan presentes, recurrir a la mentira. Es fácil engañar a las masas, cuando se trabaja con consignas. Alguna vez en anterior artículo hemos sostenido, que no somos dueños de la verdad, ni tampoco perfectos, los que se creen con estas cualidades que se golpeen los dientes con una piedra, pero que no se sorprendan la buena fe de los demás. El tiempo es quien juzga nuestros actos. Por lo demás al Señor BRUNO MEDINA ENRIQUEZ, Director de la prestigiada Revista ASWAN K’ARI, a su equipo de trabajo y a todos los socios del CLUB CULTURAL AZANGARO y al pueblo mismo, les expresamos nuevamente nuestro sincero agradecimiento, por la oportunidad que nos han dispensado en utilizar algunas páginas, para contribuir con el esclarecimiento de los orígenes de BRISAS DEL TITICACA que prestigia a los puneños residentes en ésta capital. Siempre les deseamos de buena voluntad, éxito en su sacrificada e incomprendida labor periodística, bienestar personal y familiar a todos los azangarinos y puneños. Posiblemente si es necesario, para cualquier aclaración nos permitirá un pequeño espacio. Nuestra eterna gratitud a quienes ayudaron desinteresadamente para forjar BRISAS lo hicieron con entrega porque sabían que no perseguimos otros fines personales, como aprovecharnos de la institución. (29, Julio 1999)
 
El Primer Estatuto
Anexo 3
 
Un Testimonio
Anexo 4
Memoria de Gestión
Anexo 5
INFORME - MEMORIA DE GESTION
Presentada por el Consejo Directivo del 2000-2001 de la Asociación Cultural Brisas del Titicaca.Presidente: Luis Arenas Lozada

Nuestra gestión ha sido de ardua y fecunda labor, siempre con la mira puesta en lograr que nuestra Asociación siga consolidándose y manteniéndose como una de las principales instituciones provinciales en Lima, promotora de la cultura puneña, en especial, y peruana en general.

Aspectos Económico financieros
· Con la intención de ser lo más objetivos posibles acerca de la situación económica de la institución, quisiéramos mostrarles algunos indicadores que nos darán una idea acerca del real crecimiento que hemos experimentado en los últimos años.
· En lo que se refiere a las utilidades en el último año de la anterior administración, (1999), nosotros en el año 2000-2001 logramos una alta ganancia pese a que en estos dos últimos años se profundizó la recesión y la crisis política el país fue muy grave.
· En cuanto a los ingresos totales que refleja el nivel de actividad económica de la institución, dejamos la institución con un crecimiento del 28 % respecto al anterior periodo.
· Recibimos la institución con dos fuentes de ingreso básicas, la cuota de los asociados y las Noches de Folklore. Estamos dejando nuevas y más sostenibles fuentes de ingreso tales como: las Noches de Folklore de los jueves, Jornadas Culturales de los miércoles, que anteriormente era gratuita, Restaurante, que debe ser administrado correctamente, Talleres de danzas, que debe ser dirigida con profesionalismo y la venta de discos compactos, cassetes, videos y libros. Esta ultima, recién la estuvimos implementando, por lo será tarea del nuevo Consejo Directivo desarrollarla, junto a la Escuela Superior de Arte.

Dejamos las siguientes deudas:
· Por la adquisición de Wajsapata.
· Por la adquisición del local del Restaurante Wakulski 180,
· Por dos departamentos en el Jr. Gregorio Paredes, los proyectos acústicos y de circulación de aire forzado.

Asuntos Administrativos:
· En el área administrativa encontramos la administración de Brisas, dirigida por personal de escasa preparación y experiencia profesional, de ahí que contratáramos administradores con amplia experiencia y buen nivel, así pues de primera instancia se contrató previo concurso, al Sr. Castro de Lima como administrador de las Noches de Folklore el que posteriormente fue despedido y denunciado por apropiación ilícita y al Sr. Estremadoyro como Administrador de la Institución. En una segunda etapa también previo concurso se contrata al Sr. Luis Quijandría como administrador de las Noches e Folklore y al Sr. De La Cruz como administrador del Restaurante, ambos especialista en su campo.
· En el área de Contabilidad se contrató como Contador al Sr. Eusebio Huapaya, sin embargo dado que tenía otros compromisos laborales, que no le permitían cumplir cabalmente con los requerimientos de la institución, trabajó con nosotros hasta junio del 2001. Luego se contrató Sr. Marlon Moreno después de un largo periodo de evaluación de los muchos postulantes, interrumpido por un viaje del tesorero quien necesariamente debería estar en la evaluación, el Sr. Moreno fue el encargado de presentar el Balance del segundo cuatrimestre, el que por el poco tiempo que tuvo para la elaboración del trabajó y su falta de idoneidad hizo que se presente un trabajo incompleto con serias inconsistencia que no refleja la realidad por esas circunstancias tuvimos que separarlo de su cargo. Desde ya, lo que nos toca es poner en vuestro conocimiento que el Balance presentado en esa oportunidad no representa la verdadera situación economica y financiera de la institución. Posteriormente el balance fue corregido y será entregado a la Junta de Supervisión y Control en reemplazo del anterior. A partir del 1º de diciembre se contrató por el lapso de tres meses como Contador al Sr. Rubén Ponce, debido a su amplio conocimiento del tema.
· En el transcurso de los dos años, en varias ocasiones se ha tenido que prescindir de los servicios de algunos trabajadores, por múltiples razones, entre ellas, incompetencia, indisciplina, apropiación ilícita, etc. Se ha renovado el personal tratando de contratar trabajadores con mejor entrenamiento, experiencia y mayor compromiso con su trabajo.
· Indecopi. Se ha concluido el trámite del reconocimiento del nombre y la marca de Brisas del Titicaca en Indecopi.

Aspecto Cultural
Siendo uno de los fines específicos de la Asociación cultivar, cautelar y difundir las diversas expresiones de la cultura puneña, nos ha tocado incrementar significativamente la actividad cultural en nuestra institución, mediante la organización de diferentes eventos entre los que podemos señalar:
· 2 exposiciones pictóricas,
· Presentación, en actuaciones especialmente convocadas, de 12 libros inéditos entre los que destacan Maestros Púnenos del siglo XX de José Portugal Catacora, La Catedral de Puno de Ignacio Frisancho, “Cinco Razones para comprometerse”; del recientemente desaparecido poeta Cesáreo Martínez, los libros La Segunda República, Futuro del Perú y Tunquipa del profesor puneño Teófilo Céspedes Bedregal, Gramática de la Lengua Aymara de Felipe Huayhua, asi como libros del ex parlamentario Aldo Estrada Choque, de Manuel Acosta Ojeda, entre otros.
· 3 Exposiciones fotográficas, una de ellas denominada Religiosidad Andina en el Altiplano y la otra Proyección Cultural de Puno en Lima, por medio de Brisas del Titicaca, ambas presentados en la Ciudad de Puno, las que se han repetido en nuestro local, y la tercera presentada en nuestro local hasta la fecha, por el Proyecto Especial Lago Titicaca, gracias a su donación de fotografías.
· Homenajes a importantes músicos, poetas, intelectuales e ilustres personalidades nacionales, entre las que cabe destacar el Homenaje por el Centenario del nacimiento de Mateo Jayka, en coordinación con la Comisión Nacional del Centenario del autor puneño; Homenaje al Músico Jorge Huirse Reyes, con la presencia de la Orquesta Sinfónica de la Policía Nacional; así como a los músicos puneños, Virgilio Palacios Ortega y José Portugal Vidangos.
· Recepción y Homenaje a personalidades nacionales como el Homenaje-Desagravio al destacado escultor Víctor Delfín, actividad realizada en coordinación con el P.E.N Club del Perú en setiembre del 2000.
· Homenaje y develación de una Placa en Homenaje a José Domingo Choquehuanca.
· Homenaje a nuestro ilustre socio Honorario, ex parlamentario, Róger Cáceres Velásquez, por sus 33 años de limpia trayectoria parlamentaria, actividad realizada en colaboración con diversas instituciones fraternas, en diciembre del 2000.
· Recepción con motivo de su cumpleaños al entonces candidato de la Presidencia del Perú, Dr. Alejando Toledo en marzo del 2000.
· Recepción organizada por el Cuerpo Diplomático, para felicitar al Presidente del Gobierno Transitorio con motivo del término de su feliz mandato, en julio del 2001.
· Realización de 4 Foros/Seminarios, entre los que podemos destacar: La Mujer Peruana en el Tercer Milenio, Proyecto Especial Lago Titicaca, alternativa de Desarrollo.
· Edición de 2 libros de la Biblioteca Puno de nuestro fondo editorial titulados Añatañani; libro de cuentos infantiles de Zelideth Chávez Cuentas, y Del Gran Cambio a la Consolidación Institucional; libro acerca de la historia de Brisas del Titicaca de Bruno Medina Enríquez, ambos libros actualmente se encuentran en prensa y seguro que pronto estarán en vuestras manos.
· Grabación y Edición de 11 Discos Compactos y 6 Cassettes de música puneña y peruana, los cuales son:
1. Sikuris Melodía de Ilave
2. Sikuris Sentimiento Sikuri Lampa
3. Ayarachis Antalla Palca y Ayarachis de Sandia
4. Sikuris AJP/27 de Junio y Zampoñista Lacustre, los cuatro corresponden al XXII Concurso Regional de Sikuris de Puno, en convenio con la Federación Regional de Folklore de Puno.
5. Homenaje al Departamento de Puno; por la Estudiantina de Brisas del Titicaca. Primera grabación musical realizada por nuestra Estudiantina luego de 38 años de actividad.
6. Noches de Peña, grabación especial de Los Hermanos Paniagua
7. La Urpicha de Oro de Los Hermanos Paniagua.
8. Homenaje a Virgilio Palacios Ortega, con temas del Centro Musical Teodoro Valcarcel, y el Centro Musical Puno. Estudiantinas que dirigiera este músico puneño.
9. Música Peruana Clásica, grabación realizada por el Conjunto Orquestal de Brisas del Titicaca, dirigido por Américo Valencia Chacón, con la participación del Taller de Sikus Cromáticos de Brisas y el Centro de Investigación de la Música Peruana.
10. Danzas Nativas de Puno, grabación del Conjunto Orquestal de Brisas del Titicaca dirigido por Javier Salas Avila.
11. Danzas de Luces de Puno, grabación del Conjunto Orquestal de Brisas del Titicaca, bajo la dirección del Prof. Javier Salas Avila.

De las últimas 3 últimas grabaciones, han quedado los master a la espera de su reproducción, también es necesario señalar que existe un compromiso vía convenio con la Federación Regional de Folklore de Puno para grabar 4 Cassetes y Discos Compactos, de los ganadores del XXIII Concurso de Sikuris de Puno, entre los que se encuentran los conjuntos: Sikuris de Mañazo, Sikuris Aymaras de Huancané, Ayarachis Antalla Palca de Lampa, Sikuris Wila Huaynas de Juliaca, Sikuris Melodías de Ilave, de los cuales ya existen realizadas las grabaciones en estudio, esperamos que el nuevo Consejo Directivo asuma este compromiso de la institución.
· Presentación de 3 recitales didácticos del Conjunto Orquestal de Brisas del Titicaca.
· Creación del Conjunto de Instrumentos Nativos del Altiplano bajo la dirección del Profesor Dimitri Manga Chávez. La creación de este grupo ha sido todo un acierto, por lo que es necesario incidir en la importancia de este conjunto, ya que por su disciplina y trabajo profesional y tesonero ha logrado convertirse en un conjunto que fácilmente puede interpretar los diversos instrumentos de viento del altiplano, como por ejemplo, sikus, quenas, pinquillos, tarkas, choquelas, pífanos, chacareros, jula julas, lawakumus, moceños y otros; esta diversidad interpretativa ha hecho que no se encasillen como una simple tropa de sikuris, sino que se ha convertido en un grupo muy singular.
Además de interpretar música, ha recreado su propia coreografía con más de 6 danzas, dentro de las que destacan el Auqui Auqui, Choquelas, Tarkadas, Suri sikus, Jula Julas, pinkilladas. También acompañan al Elenco de Danzas como marco musical en diversas danzas nativas, lo que les ha permitido compenetrarse profundamente tanto con el Elenco de Danzas como con el Conjunto Orquestal. Recomendamos mantenerlo y reforzar el apoyo a esta agrupación.
· Reorganización del Conjunto Orquestal. Se contrató como director al Prof. Javier Salas Avila, quien además mantiene la dirección de la Estudiantina. También se reestructuraron los contratos con los actuales 8 músicos, lo que permitió, además de instaurar la disciplina tan necesaria, una mayor dedicación a los ensayos y presentaciones en los diferentes eventos que organiza la institución.
Con estas medidas y otras de carácter técnico, se logró un excelente nivel musical, el que deberá seguir mejorando en la medida que se consoliden los cambios. El retorno del Conjunto Orquestal a las Noches de Folklore y su participación con el Elenco de Danzas ha permitido que se vaya afiatando cada vez más, de tal forma que ahora fácilmente pueden interpretar desde música puneña, que es su principal fin, hasta música nacional y variada.
Debemos destacar que el Conjunto Orquestal y el Conjunto de Instrumentos Nativos del Altiplano, con el objeto de participar en las grabaciones del Video Institucional, ha logrado grabar una pista musical de 14 danzas puneñas y del altiplano en dos discos compactos, cuyas matrices están dispuestas para su pronta reproducción. En el primer disco se incluyen las pistas musicales marcadas secuencialmente para danzas nativas de Puno y en el segundo disco pistas musicales de diversas danzas de Luces.
· La Estudiantina fue reorganizada a raíz de actos de indisciplina cometidas por algunos de sus integrantes, debido a que participaron con el nombre de la institución en un evento sin autorización ni conocimiento del Consejo Directivo. De esta suerte, sus actividades fueron suspendidas por un mes, en diciembre del 2000 y gracias al petitorio de algunos asociados, se levantó la suspensión de actividades a quienes no habían participado de dicho evento. Terminado el periodo de sanción, no todos los músicos se restituyeron a los ensayos, pese a ser convocados por el director, a quien no reconocieron como tal. Luego de un periodo de prudencial espera nos vimos obligados de ampliar la convocatoria a nuevos integrantes, a partir del 15 de marzo. Como resultado de esta nueva convocatoria, actualmente contamos con un grupo calificado de 10 músicos que por el grado de conocimiento musical y dedicación han logrado conformar una Estudiantina bien afiatada, capaz de competir con las mejores, asi como interpretar variedad de música puneña y peruana. Su repertorio cuenta con más de 30 interpretaciones, están aptos para acompañar a diversos cantantes de música puneña. Son destacables sus presentaciones en el Gran Parque de Lima, en el Canal 7 de TV, como en las diversas actividades institucionales y otras.
· La Agrupación Coral viene funcionando regularmente, aunque los varios cambios de director, la han retrazado en su desarrollo, lo que trajo como consecuencia que varios de sus integrantes se retiren. Esta situación no nos dio la oportunidad de revalorar cabalmente la capacidad de este importante órgano artístico, por lo tanto es recomendable preocuparse más por su desarrollo.
· La creación del Taller de Siku Cromático, cuyo trabajo se desarrolló en el año 2,001, fundamentalmente para la realización de dos grabaciones musicales, pero que por dificultades económicas tuvo que suspenderse. Quedando pendiente la segunda grabación.
· El Elenco de Danzas se ha convertido en un órgano de primer nivel, capaz de compararse con los mejores conjuntos coreográfico, gracias a su intenso trabajo y a que está conformado por un grupo humano que lleva trabajando juntos en nuestra institución cerca de 6 años, bajo la dirección de la profesora Emma Carpio Morón, y además de estar conformado por artistas con gran vocación por la danza, siendo muchos de ellos profesores de danzas o estudiantes de la Escuela de Folklore.
Como consecuencia han logrado elevar cualitativamente el nivel interpretativo de las danzas puneñas y cada interpretación en el escenario, realmente resulta todo un espectáculo de primer nivel. Su calidad ha sido reconocida a nivel nacional e internacional, de allí que ha recibido sendas invitaciones para participar en diferentes escenarios del mundo.
En apoyo del Elenco, la Institución no solo le ha hecho el respectivo mantenimiento y reparación de su vestuario, sino que lo ha incrementado, adquiriendo un juego completo de ropa para Rey Caporal, un nuevo juego para Caporales de la Tuntuna, y se ha completado el vestuario para el Carnaval de Putina, de Arapa, Carnaval de Zepita, Tundiques, además se ha renovado el vestuario de Diablos y parte del vestuario de Tucumanos. Adicionalmente se ha destinado un nuevo local para su numeroso vestuario.
Actualmente el elenco de danzas interpreta 20 danzas: entre las danzas mestizas están la Marinera y Pandilla, Llameros, Kullawa, Morenos, Rey Moreno, Tundiques, Tuntuna, Caporales de la Tuntuna, Diablos de Puno; entre las danzas nativas están los carnavales de Arapa, de Qota, de Zepita, de Putina, de Tambillo, de Muñani, Unucajas, Llameritos, Wiphala de Asillo, Tucumanos, Sikuris de Taquile. Además estamos dejando en preparación Yapuchiris y Rutuchi.
En este periodo el elenco de Danzas, acompañado de nuestros conjuntos musicales, ha realizado cerca de 150 presentaciones en nuestro local institucional tanto en Noches de Folklore como en actividades institucionales y sociales, así como más de 80 presentaciones en diferentes escenarios de Lima y provincias, dando a conocer a nuestra institución y el rico folklore del Altiplano. Entre las presentaciones podemos destacar las siguientes:
Cuatro presentaciones en el Auditorio Nicomedes Santa Cruz del Gran Parque de Lima, presentaciones en la Concha Acústica del Campo de Marte, en el Gran Teatro de la Universidad Nacional de Ingeniería, en el Auditorio del Museo de la Nación. Se ha presentado, en varias ediciones de la Feria del Hogar y Feria Internacional del Pacífico, en diversos eventos internacionales organizados en el Centro de Convenciones del Hotel María Angola, en el Swiss Hotel, hotel Los Delfines, en la Bolsa de Turismo Cusco/Puno/ Madre de Dios, en diferentes eventos organizados por APAVIT Y PROMPERU, entre otros. Se ha presentado en el Estadio Monumental de la U en un partido de fútbol internacional. Ha participado en la inauguración de la Cumbre Iberoamericana de Presidentes de la República y Jefes de Estado en Palacio de Gobierno, también ha participado en la Reunión Iberoamericana de Ministros de Educación realizada previa a la Cumbre en el Museo de Antropología en Pueblo Libre. Ha estado presente en la clausura del año académico de la Escuela Naval realizado en el BAP Grau, repetidas veces ha participado en actividades culturales en el Palacio Legislativo del Congreso de la República. Ha participado en el III Festival de las Culturas del Mundo bajo el auspicio del Instituto Nacional de Cultura realizado en el auditorio del Museo de la Nación, con la participación de delegaciones de Chile, Argentina, Ecuador, Costa Rica, Corea. Ha sido convocado a diversos colegios y universidades de Lima, organismos benéficos, etc.
Se presentó en innumerables programas de televisión, entre ellos Miski Taky del Canal 7, con el que se han realizado muchas presentaciones y grabaciones especiales en locaciones exteriores. Ha realizado viajes a la Fiesta Patronal de la Virgen del Monte Carmelo de Mollebamba en el departamento de la Libertad y a la provincia de Ayabaca en Piura, invitado por la Municipalidad con motivo de su aniversario. Bajo nuestro auspicio los integrantes del elenco, instrumentos nativos y talleres viajaron a la ciudad de Puno participando en diversas comparsas de la Fiesta de la Virgen de la Candelaria. Merece todo el apoyo de la dirección.
“Fiesta Puneña”
· El Elenco de danzas con la participación del Conjunto Orquestal y el Conjunto de Instrumentos Nativos del Altiplano, hizo realidad un viejo sueño de la grabación de un video de gran calidad, con una duración de una hora y 27 minutos, en el que se muestran 14 danzas de Puno, grabado en el escenario del Teatro de la Universidad Nacional de Ingeniería, video del cual se han reproducido 400 copias.
La decisión para la producción del video fue tomada hace más de un año, y plasmada en un momento muy oportuno, cuando el Elenco de danzas luego de más de cinco años de trabajo, pasaba por un excelente momento, y también cuando pudimos contar con el Conjunto Orquestal, luego de su reorganización y del aporte importante del Conjunto de Instrumentos Nativos del Altiplano.
El objetivo de realizar este excelente video, se debe al especial interés de nuestra institución de difundir nuestras danzas a nivel nacional e internacional, mediante su adecuada distribución y promoción por intermedio de la Cancillería, PromPerú, agencias de viajes nacionales, las diferentes embajadas en Lima, agencias de viajes en el extranjero, medios de televisión y su correspondiente comercialización en los diferentes mercados. Es responsabilidad pues, del actual Consejo Directivo, lograr este objetivo es decir la difusión y promoción de este vídeo.
Todo este trabajo de difusión cultural se ha alcanzado gracias a la participación decidida de los directores, músicos, danzarines, comisiones de apoyo, socios, público en general y empleados, a los cuales, en nombre de la institución les brindamos nuestro profundo agradecimiento, porque es necesario reconocer su amor y apego a las tradiciones puneñas y su gran cariño a Brisas que los apoya y acoge.

· Se dio un nuevo impulso a las Jornadas Culturales de los días miércoles, orientándolas a un publico juvenil de estudiantes y universitarios. De esta forma, nuestro escenario se ha convertido en el más importante en Lima, para la presentación de nuevos valores musicales y dancísticos que practican el folklore nacional, que sin ser profesionales han presentado muy destacados espectáculos.
En el transcurso de los dos últimos años se realizaron 132 Jornadas Culturales y Artísticas y se han presentado aproximadamente 750 danzas de diferentes regiones del Perú, en las que intervinieron cantantes, dúos, grupos musicales, danzarines de elencos, talleres, centros culturales, centros de Folklore, clubes parroquiales, clubes barriales, elencos de colegios y Universidades, que en número sobrepasan los 2,500 artistas. Como consecuencia de ello Brisas del Titicaca se ha convertido en uno de los más importantes centros de promoción de la cultura y el folklore nacional. Es decir un Centro Cultural de primer orden.

· Luego de un receso de más de un año y medio, a principios de nuestra gestión restablecimos los Talleres de Danzas y Música, con un buen número de alumnos de diversas edades, donde se enseña variedad de danzas puneñas y nacionales a jóvenes, que durante dos meses aprenden de dos a tres danzas que luego son presentadas en las muy concurridas clausuras al final de cada ciclo. Aunque el Taller de música ha venido funcionando con la presencia de un solo profesor, se ha reforzado su trabajo, adquiriendo nuevos instrumentos como un órgano, dos guitarras, dos mandolinas y otros. El impulso que se le ha dado a esta opción de difusión cultural en el segundo año, ha incrementado enormemente el número de alumnos, así pues al final del año en la última clausura se han presentado 20 danzas puneñas y nacionales con la participación de cerca de 150 alumnos. Aquí es bueno destacar que gracias a una coordinación con la Municipalidad de la Victoria, se otorgó becas para un grupo de niños ganadores de un concurso distrital de danzas. Sobre la base de estos niños, que ya llevan más de un ciclo en los talleres, se formó el Elenco Infantil de Danzas de la institución.

· En nuestro periodo también se ha reestructurado y relanzado la Página WEB con nuevas imágenes y hasta 40 sitios que están al alcance del mundo entero; en ella se muestran los diversos campos del quehacer institucional, se muestra el trabajo cultural que desarrollamos por medio de los Talleres, Jornadas Culturales, Noches de Folklore, e igualmente se puede apreciar sitios dedicados al turismo en diversas provincias de Puno, sitios en los que se puede escuchar su música más caracterizada. La pagina Web de Brisas está vinculada a las páginas Web de la Federación de Folklore de Puno, de la Universidad Nacional de Altiplano, la Página WEB de la Red Turística de Puno conformada por las empresas dedicadas al turismo en nuestro departamento.
De otro lado están en pleno servicio los correos electrónicos de las diferentes áreas institucionales, que permiten recibir opiniones, asi como comprometer la asistencia de visitantes a nuestro local, atienden reservaciones de mesas y contratos diversos. Las visitas que se realizan a la Página Web se han incrementado enormemente en vista que semanalmente se cambia la programación de las Noches de Folklore, en tanto que la programación de las Jornadas Culturales se renueva mensualmente.

· En cuanto a la Escuela Superior de Arte, luego de haberse iniciado el trámite para obtener el permiso, haber preparado y presentando los diversos documentos requeridos para el caso y pagado las respectivas tasas; se publicó la Resolución Suprema 023-ED del 21 de abril del 2001, que modifica las normas que rigen la creación y funcionamiento de los Institutos de Educación Superior y Escuelas del rubro. Por lo tanto nos vimos obligados a adecuar la documentación respectiva para su reingreso a tramite. Sin embargo a finales del año pasado, estando ya con toda la documentación rectificada y adaptada a la nueva norma, se ha presentado el imponderable de que en la Minuta de Constitución de la Asociación se registra a Brisas del Titikaka con letras “k”, en tanto en todos los demás documentos posteriores se registra con letras “c”, lo que no permite identificar, sin dudas, cuál es la institución promotora de la Escuela Superior, motivo por el cual no fue admitida a trámite, por lo que para ingresar el correspondiente expediente, es necesario realizar un rectificación de nombre por medio de una Asamblea General, acuerdo que debe inscribirse en los Registros Públicos.

· Nuestra Biblioteca tuvo un incremento importante de volúmenes gracias a las compras que hicimos y a las donaciones. Agradecemos las donaciones de libros recibidas de distinguidos asociados entre los que podemos destacar a Ronald Espezúa La Torre, Marcelo Bacigalupo Parodi, Javier Iguiñiz Echeverría, Luis Cepeda y al Club Departamental Puno y otros.
· Se ha implementado la Videoteca con la adquisición de más de 300 vídeos que contienen más de 500 películas comerciales que están a disposición de los asociados.

En el Aspecto Social
· El Restaurante Turístico Puquina Qocha, bautizado así para rememorar el antiguo nombre del Lago Titicaca, fue creado para mostrar la rica y variada culinaria puneña y del Altiplano, se convirtió a poco más de un año de inaugurado, en un referente de nuestra cultura que un importante sector de nuestros coterráneos lo requería. También se ha convertido en una nueva y estable fuente de ingresos para la institución.
· En el campo social, se organizaron diversos eventos sociales y recreativos orientados al servicio de los socios, con la colaboración del Comité de Damas.
Así podemos mencionar la organización de las Fiestas Patronales de la Virgen de la Candelaria, donde pese a la gran demanda del público en general por participar en estas, se ha marcado diferencia dando prioridad a los asociados, y en las que, como ya es una costumbre, la misma institución asume el alferado de la fiesta. En cada uno de los dos años, el número de asistentes así como de los colaboradores o apjatantes se ha incrementado. En este caso, pese a nuestro deseo, no hemos podido organizar eventos de mayor dimensión como estaba proyectado ya sea en el Campo de Marte o en el Gran Parque de Lima, donde el nombre de la Fiesta de la Virgen de la Candelaria sería muy destacado, con Parada Folklórica y concurso de danzas de por medio.
En cuanto a la organización de diversas fiestas patronales de las provincias y distritos, nuestra institución ha brindado, como lo ofrecimos, un decidido apoyo a las instituciones fraternas organizadas y representativas de los diversos pueblos de Puno, quienes celebraron sus fiestas patronales, aquí hay que destacar que nuestro local ha estado dispuesto a dichas instituciones en condiciones muy preferenciales y con un precio que apenas cubre los costos, de ahí que se reconozca a Brisas del Titicaca como la casa de los puneños.
· Se ha organizado una fiesta de Carnavales inaugurando el local del actual restaurante, con la participación de los asociados y los hijos de ellos.
· Para el Día de la Madre se han organizado dos grandes eventos, que han demandado importantes esfuerzos en su organización, que ha contado con la concurrencia de casi todos los asociados y sus familiares. Para el año 2000 se designó Madre Briseña a la Sra. Consuelo Chávez de Huarachi, ocasión en la que se organizó un homenaje muy singular con una decoración especial y participación de artistas de renombre internacional. Para el año 2001 se nombró Madre Briseña a la Sra. Flora Valdez de Málaga, recordada por muchas generaciones de Briseños como “Mamá Florita” un reconocimiento mucho tiempo esperado, a una dama que ha colaborado con Brisas del Titicaca desde el año 61, lo que la convierte en una de las más antiguas
· Se organizó un Elenco de danzas de socios, que luego de un periodo de vida breve, dejó de activar. Esta iniciativa deberá ser tomada en cuenta en el futuro.
· En el campo recreativo, hemos organizado diversos eventos deportivos internos e interintitucionales, tanto de fulbito, voley, Ping Pong, billas y billar y otros juegos de salón, donde han participado nuestros asociados, trabajadores y los artistas que participan en nuestros espectáculos y además de algunas instituciones fraternas.
· Se organizó el Festival de Danzas Autóctonas y de Luces Brisas 2000 con la participación de 17 elencos que practican danzas puneñas, la gran aceptación de este evento, nos permite predecir que eventos de este tipo podrían tener gran éxito.
· Para el Aniversario Patrio, se organizaron los respectivos almuerzos de confraternidad, donde hemos convocado especialmente a los nuevos asociados, quienes han sido presentados a la comunidad briseña y se les ha tomado el respectivo juramento.
· Para el Aniversario de Puno y de la institución, se programaron diversos eventos, entre los que se incluyen la respectiva serenata puneña, la sesión solemne del 4 de Noviembre, presentaciones artísticas de nuestros órganos, y también las Jubilares Noches de Folklore dedicadas a estas efemérides.
· Nuestras relaciones con las instituciones fraternas de puneños en Lima se han acrecentado, fundamentalmente con nuevas opciones, como por ejemplo con la Federación Deportiva Puno, que agrupa a más de 50 clubes culturales y deportivos, que es la organizadora del campeonato anual de fútbol “Copa Puno”, a quien se le brindó nuestro local para que realice sus reuniones de coordinación. Especial atención se ha tenido con la Asociación Central Folklórica Puno, que agrupa a 23 instituciones sociales, con ellos hemos logrado consolidar una relacion fraternal que nos permitió en forma conjunta organizar reuniones y eventos de apoyo a los damnificados de Puno y el Sur, así como coordinar la recepción y el apoyo a los puneños que llegaron en la Marcha del Qollasuyo.
· De esa misma forma, con su colaboración se ha organizado el Homenaje a Róger Cáceres, ex parlamentario a quien debemos la expropiación a nuestro favor del local principal que hoy ocupamos, del cual debemos estar profundamente agradecidos.
· Igualmente fue resonante el éxito que logró la institución cuando tuvo la oportunidad de organizar el 14 de agosto del 2001 la recepción a los 5 Congresistas elegidos por Puno. Ocasión que pudimos entablar buenas relaciones con nuestros representantes en el parlamento y a quienes invitamos a hacerse asociados de la Institución. Queda pendiente la incorporación de Paulina Arpasi como Socia Honoraria.
· Para la comunicarnos con nuestros asociados, hemos publicado 12 boletines informativos, con un nuevo formato más atractivo. Por medio de este boletín hemos podido dar cuenta de la labor que ha venido desarrollando el Consejo Directivo.
· También hemos publicado la edición Nº 3 de la Revista Brisas, en ella hemos informado sobre la labor desarrollada por la institución en estos dos últimos años. Revista que dada su presentación se convierte en un excelente material de difusión y promoción de la actividad institucional.

Convenios
· En nuestro afán de mantener relaciones con nuestro departamento, hemos suscrito convenios de cooperación mutua con la Federación Regional de Cultura y Folklore de Puno, por medio del cual nos han brindado las facilidades del caso para difundir en Puno la labor que desarrolla Brisas del Titicaca y otras instituciones de puneños en la ciudad de Lima, acciones que incluyen exposiciones fotográficas y conferencias de prensa para la presentación del material bibliográfico y discográfico. Como parte del convenio se ha financiado la grabación de cassettes de música de los ganadores del XXII Concurso Regional de Sikuris. Así como los 5,000 programas Generales de la Fiesta que en forma de folleto se distribuyeron en la ciudad de Puno. Queda pendiente la grabación de la música de los ganadores del XXIII Concurso Regional de Sikuris.
Por otra parte, en el convenio se incluye la cesión a nuestro favor de derechos de autor y las matrices de 16 grabaciones de música netamente puneña, especialmente campesina, realizadas por el Instituto Francés de Estudios Andinos, para su reproducción y comercialización. Estas grabaciones han sido reproducidas por esa entidad solamente para el mercado europeo.
Tenemos pendiente también la formación con ellos del Centro de Documentación y Archivo Musical de Puno.
· En febrero del 2001, viajó a Puno una delegación de Brisas del Titicaca, ocasión en la que se renovó el Convenio con la Federación Regional de Cultura y Folklore. Además, se firmó un nuevo Convenio Marco de Cooperación e Intercambio Interinstitucional con la Universidad Nacional del Altiplano, por medio del cual podremos acceder a las publicaciones que realiza la Universidad y enviar las nuestras, promocionar el consumo de los diferentes productos nativos de nuestro departamento y realizar actividades culturales conjuntas.
· Se firmó una Carta de Intención con el Instituto Americano de Arte, con el objetivo de realizar en forma conjunta, diversos eventos, como exposiciones pictóricas, encuentros nacionales de poetas y narradores puneños, grabación y difusión de los concursos de estudiantinas, entre otras actividades de carácter cultural.
· Se firmó un Convenio con el Club Kuntur de Puno, por medio del cual se brindarán facilidades de acceso libre a las instalaciones de ambas instituciones, a los asociados que se encuentren transitoriamente en Puno o en Lima según sea el caso.
· El viaje a Puno significó promocionar y difundir el quehacer de Brisas del Titicaca en Lima, lo que ha motivado la aceptación de nuestra institución como uno de sus mejores representantes de Puno en la ciudad capital. Para materializar esta avanzada cultural, se contó con la participación de una delegación de 100 personas, entre danzarines del Elenco de danzas, de los talleres, del Conjunto de Instrumentos nativos, asociados y directivos. La promoción realizada ha permitido que el nombre y la actividad de Brisas del Titicaca, sean conocidos en todo Puno, a través de los diferentes medios de prensa radial, televisiva y escrita, que durante una semana se ocuparon de nuestro quehacer.
· Como consecuencia de nuestro viaje promocional, la Municipalidad de Puno y diversas instituciones públicas y privadas, han solicitado nuestra colaboración para cuando por diversas circunstancia, sus representantes tengan que venir a Lima, este compromiso lo hemos venido cumpliendo.
· Alcaldes de Puno. Con motivo de la presencia de más de 104 alcaldes distritales, provinciales y representantes de la sociedad civil encabezados por el Alcalde de Puno Dr. Julián Salas, quienes llegaron a Lima el pasado 03 de abril del 2001, invitados por el Gobierno Transitorio del Dr. Paniagua, tuvimos la oportunidad de acompañarlos en sus diferentes gestiones y trámites y al final brindarles una cálida recepción y una cena de honor en nuestro restaurante.
El 8 de septiembre también tuvimos la oportunidad de apoyar a los 43 representantes de las entidades públicas y privadas, entre ellos alcaldes, prefecto, Presidente del CTAR, Obispo de Puno, los que fueron invitados por el gobierno para discutir sobre los reclamos de Puno, especialmente la exigencia del respeto al trazo original de la carretera interoceánica que debe pasar por Puno, concluyendo en una reunión con el Presidente de la República y el Primer Ministro.
· Posteriormente con fecha 12 de septiembre recibimos una carta del Alcalde de Puno en su calidad de Presidente del Comité de Defensa de la Carretera Interoceánica, mediante la cual se nos anuncia la realización de la Marcha del Qollasuyo y se nos solicita el apoyo mediante la organización de un Comité de Apoyo, que se encargue de los aspectos logísticos para poder atender a los más de 500 marchantes.
Frente a este pedido organizamos dicho Comité con la participación de diferentes instituciones puneñas en Lima.
A la llegada de la marcha el 16 de septiembre, tuvimos la satisfacción de hospedarlos en nuestras instalaciones, organizar una olla común, aparte de coordinar contactos con los medios de comunicación, organizar conferencias de prensa, apoyar sus asambleas y resolver otros problemas que se presentaron en el centro de coordinación en que se convirtió nuestro local.
Tal vez lo más importante de nuestra gestión, que es difícil medir, es haber logrado en estos últimos años, que el pueblo puneño reconozca a nuestra institución como la más genuina representante de Puno y de la cultura altiplánica en la capital del país, demostrado con los innumerables gestos de aprecio y reconocimiento de las diversas organizaciones distritales, provinciales y departamentales de nuestro pueblo y ratificado en la Marcha del Qollasuyo de lo cual nos sentimos orgullosos.

· Programa de Televisión.
· El viejo sueño de Brisas del Titicaca de llevar su excelente espectáculo Noches de Folklore a la Televisión, se iba hacer realidad, con la suscripción del contrato para transmitir en directo, durante un año, los días domingos entre las cero horas y la una de la mañana, el programa de danzas puneñas y peruanas, bajo el título “El Show de Brisas del Titicaca” con la productora de Alejandro Guerrero y a través de Red Global Canal 13.
La búsqueda de la opción para hacer realidad este proyecto demoró cerca de siete meses, desde cuando en junio se iniciaron los contactos, primero con canal 7 de TV cuyos ejecutivos mostraron interés por llevar a la pantalla nuestro espectáculo, pero dos meses de conversaciones concluyeron que en el canal estatal no estaban las condiciones aparentes para hacer viable el programa.
Luego se entablaron contactos con los representantes de Canal 11 de TV, con quienes estuvimos a punto de llevar a un acuerdo sumamente satisfactorio, sin embargo, problemas internos de la Televisora, hicieron naufragar el proyecto, hasta que apareció en escena el productor nacional y amigo de Brisas, Alejandro Guerrero, en ese momento nombrado como Presidente del Directorio de Red Global, y anteriormente premiado por nuestra institución por la realización del documental Puma de Piedra acerca del Lago Titicaca, con el que finalmente firmamos el contrato.
Es importante señalar que el programa a transmitirse, debido al trabajo previo que se vino haciendo, ya contaba con el correspondiente financiamiento através de la venta de avisaje, esperando incrementarlo significativamente, una vez que se tuviera el programa piloto para mostrarlo a los potenciales y principales clientes de avisajes en televisión, tales como la Telefónica que en un principio nos pagaría con el consumo que tenemos, Backus y Jonstonh de la misma forma hasta el valor de 1,000 cajas mensuales, Aerocontinente inicialmente con 40 pasajes nacionales y posteriormente en efectivo, el diario el Comercio con el valor del avizaje hasta US$ 5,000 mensuales, Coca Cola, pagándonos primero el consumo y luego una cifra por determinarse, Lima Caucho en efectivo, definiéndose el monto más adelante. Además con montos diferentes se logró acuerdos con Transportes Flores, Transportes Roggero, Transportes Olano, Cerveza Cusqueña, Jeans Rangler, etc. Etc.
Lamentamos que este viejo sueño de Brisas del Titicaca, se haya frustrado debido a incomprensión, desconfianza y susceptibilidad. Creemos que se está perdiendo una brillante oportunidad de dar un paso gigantesco en la promoción de nuestra institución, nuestra música y danzas a nivel nacional e internacional.
Adicionalmente hemos firmado un contrato con Canal 13 Red Global, mediante el cual este medio de difusión, viene promocionando las actividades de nuestra institución, mediante spots publicitarios, entrevistas, presentaciones, reportajes y otros, hasta por el lapso de media hora, en el programa Hoy en Red, que se transmite de lunes a viernes en la tarde.
· Hasta el mes de noviembre del 2001 y por un periodo de cerca de un año, tuvimos un contrato con el Canal 7, por el cual dicha emisora emitía nuestra publicidad en el programa de Misky Taky.

Asunto Inmobiliario. En nuestro periodo adquirimos tres locales:
· Con fecha 12 de mayo del año 2000, adquirimos el local ubicado en el Jr. Wakulski 180 con un área de 300 m2 y a un precio de US$ 70,000.00, local que lo destinamos al restaurante.
· Con fecha 22 de diciembre se suscribió la minuta con la cual adquirimos el local ubicado en el Jr. Gregorio Paredes 242 dpto. 2 con un área de 100 m2, por el que pagamos la cantidad de US$ 20,000.00, este local fue destinado para cobijar el vestuario de danzas y para ensayos del conjunto Orquestal.
· Con fecha 23 de febrero del 2001 se adquirió el local ubicado en Gregorio Paredes 242 Dpto 4 con un área de 130 m2, a un precio de US$ 19,000.00 el que fue destinado al uso de las oficinas administrativas y depósitos. En resumen hemos ampliado el área inmobiliaria de la institución en más del 30 %.
· Después de muchos años de juicios, logramos recuperar totalmente el local de Magdalena del Mar, el que actualmente se encuentra en nuestro poder. No obstante contar con la autorización de la Asamblea, no pudimos vender dicho local debido a que los precios de los inmuebles en esa zona bajaron a un nivel inconveniente para nuestros intereses. Así mismo para facilitar su venta firmamos un contrato de demolición, que no fue concluido.
· Con el Seminario Santo Toribio de Mogrovejo, firmamos un contrato de promesa de alquiler por un periodo de tres años del local ubicado en el Jr. Wakulski 182, que colinda con la parte lateral posterior del Restaurante y que será entregado los primeros días del mes de marzo. Por otra parte dejamos conversaciones bastante avanzadas para alquilar el local del Jr. Wakulski 184, lugar donde anteriormente funcionaba una bodega regentada por una nisei.
· En el transcurso de nuestro periodo hemos realizado reiterados trámites en la Superintendencia de Bienes Nacionales y en el Ministerio de Transportes, para que el Estado nos ceda en calidad de uso el local de su propiedad ubicado en el Jr. Gregorio Paredes 268, lamentablemente no logramos cumplir nuestros objetivos. Este local lo pensábamos destinar al funcionamiento de la Escuela Superior de Arte.
· Con los propietarios del inmueble de 1150 m2 de área, ubicado a la derecha de nuestro local, se entablaron negociaciones para su adquisición, las que no llegaron a feliz término debido a cambios de opinión de último momento de parte de sus dueños, respecto al monto.

En Infraestructura se hicieron las siguientes obras:
· Remodelación del local donde funciona el Restaurante que consistió entre otros en derruir paredes para ampliar ambientes, instalar vigas y columnas metálicas, cambio total del piso, nuevos baños, nuevas instalaciones eléctricas y de iluminación, nuevas instalaciones de agua y desagüe, renovación de puertas y ventanas, una mampara nueva, lunas, espejos, pintura, decoración, etc.
Adquisición de mobiliario, menaje, utensilios y equipo de cocina para el restaurante.
· Remodelación del departamento de Gregorio Paredes 242-2 que consistió en derruir paredes para ampliar espacios, renovación total del piso y adecuación para que sirva como almacén y taller de vestuario.
· Remodelación del departamento de Gregorio Paredes 242-4, que consistió en adecuar para el funcionamiento de oficinas y a su vez la construcción de una escalera metálica que permitió tener libre acceso a la azotea que actualmente se usa como depósito.
· Instalación de un sistema de recirculación de aire en el salón principal consistente en tres líneas de ingreso de aire del medio ambiente y dos de expulsión del aire viciado.
· Para solucionar el problema de ruidos molestos de los cuales se venían quejando nuestros vecinos, construimos a continuación de la pared existente una pared acústica de ladrillo con una capa de fibra de vidrio en el medio, así mismo sobre la misma estructura se levantó una extensión de la pared en una altura de 1.80 mts. Con estos trabajos logramos superar las pruebas que sobre ruidos molestos vinieron a medir los técnicos de la Policía Ecológica. Desde ya por algún tiempo está resuelto este problema.
· Fabricación e instalación de tarimas de madera y fierro en diferentes niveles, en la zona destinada para el público en el salón principal, que permite una mejor visión del espectáculo en las Noches de Folklore.
· Fabricación e instalación de una tarima de madera en la pista de baile, la que permite una mejor visión del espectáculo, y asi mismo facilita el trabajo coreográfico de los artistas en escena.
· Centrado y elevación del escenario. Instalación de un nuevo panel decorativo el escenario.
· Remodelación y ampliación del área de socios en el segundo piso, trabajo que no está concluido.
· Ampliación de la Cocina.
· Ampliación del área de almacenes.
· Remodelación del mezanine central, que está en plena ejecución con sus gastos íntegramente pagados.
· Levantamiento de planos arquitectónicos de nuestros locales tal como se encuentran actualmente.
· Está por concluirse la elaboración del Proyecto Arquitectónico del Plan Maestro de Desarrollo de la Infraestructura Física que priorizará y guiará las futuras ampliaciones.

Junta de Supervisión y Control
Respecto a las observaciones presentadas por este organismo en las anteriores Asambleas.

Auditoría.
· En el mes de agosto el Consejo Directivo acordó someter a Auditoria la gestión económica del 2000 y el 2001, para lo cual se solicitó a la Junta de Supervisión y Control, se haga cargo de la selección y contratación de la empresa auditora, terminado nuestro periodo no tuvimos ninguna propuesta por parte de la Junta, esperamos que en este año actúen con la celeridad del caso.
· A pesar que en la última Asamblea pusimos en conocimiento de la Junta de Supervisión y Control, el problema que la institución tuvo con la SAT, a pesar de la gravedad de la denuncia, este organismo no se ha dignado a iniciar ninguna investigación.
· En una anterior Asamblea la Junta de Supervisión y Control cuestionó el pago a directivos, por la realización de encargos debidamente justicados, aduciendo que debían extender los respectivos Recibos por Honorarios Profesionales, al respecto les respondemos con la sexta disposición complementaria del Estatuto que dice “Los miembros del Consejo Directivo no podrán desempeñar cargos rentados en la Asociación, se podrán asignar gastos de movilidad o refrigerio o viáticos a los asociados que hayan sido designados para cumplir tareas específicas en Comités o Comisiones y en casos debidamente justificados”. En este caso si se extendiera los Recibos de Honorarios Profesionales, estaríamos virtualmente estableciendo una relación laboral con la institución, que significaría la suspensión de sus derechos. En todo caso nos remitimos, al precedente del Supervisor Administrativo Sr. Armando Huarachi, que desempeñó ese cargo por más de un año, recibiendo emolumentos mayores de 1,000 mensuales los cuales eran justificados con vales de movilidad.
· También otras de las observaciones reiterativas de la Junta de Supervisión y Control, es la exigencia de que la Institución cuente con Manual de Funciones para todas sus actividades. Nosotros no estamos de acuerdo con esa doctrina administrativa, porque para una institución tan pequeña económicamente como la nuestra, solo sería una camisa de fuerza que la burocratizaría y trabaría su desarrollo.
· Con relación al cuestionamiento de que la administración no estaba reteniendo los impuestos a la renta de cuarta categoría y el impuesto de solidaridad, queremos responder diciendo que exageran en los montos, habiéndose presentado muy pocos casos. Hemos instruido repetidamente a la administración de las Noches de folklore para que tenga más preocupación, estimamos que a la fecha este problema ya haya sido superado. Respecto a la observación de que estamos pagando con recibos de caja chica y que no somos estrictos solicitando boletas de honorarios profesionales, debemos decir que esto ocurre algunas veces especialmente en las Jornadas Culturales donde se presentan conjuntos de jóvenes que llegan por primera vez a un escenario.

· Viaje a Puno. En su anterior informe indican que en el viaje a Puno se hizo un gasto que califican de excesivo, de la suma de más de 18 Mil soles, al respecto hay que aclarar que solo se refieren a los egresos, más no a los ingresos que se obtuvo por la venta de pasajes que fue de S/. 6,120.00, tampoco dicen que tuvimos que pagar el valor del programa general de las festividades de la Virgen de la Candelaria-Puno 2001, tal como nos comprometimos con la Federación de Folklore el que fue distribuido entre los miles de turistas que llegaron a Puno. También no tomaron en cuenta el costo de la Exposición fotográfica.

· Estamos preocupados por que la Junta de Supervisión y Control, hasta la fecha no ha iniciado las investigaciones sobre las irregularidades que se produjeron el día de las elecciones, con la finalidad de establecer las responsabilidades, acerca del maltrato sufrido por muchos socios nuevos.

Problemas Pendientes:
· En la primera Asamblea del año 2001 realizada el 26 de febrero, se acordó nombrar una Comisión de modificación del Estatuto, cuyo encargo adicional fue la elaboración del Proyecto Reglamento, integrada por 4 asociados. Siendo elegido posteriormente como coordinador el Sr. Héctor Ponce, transcurrido el tiempo dicha Comisión aún no ha presentado su trabajo, por lo que la modificación del Estatuto está pendiente y por consiguiente su Reglamento.
· Respecto a la Fiesta de Yunguyo del año 2000, que ha sido algunas veces, un tema tratado sin conocimiento de causa y con opiniones talvez sin fundamento ni datos que puedan sustentarlos, es necesario informar a los asistentes lo siguiente:
La fiesta de Yunguyo fue ajena al control de nuestra organización, ya que solo se le facilitó el local con los servicios de limpieza, seguridad y sonido, más no el bar que es de nuestro uso exclusivo.
Sin el conocimiento ni consentimiento del Consejo Directivo los señores Cachicatari se pusieron de acuerdo con el Administrador para hacer uso del bar incluido todos los productos que se expenden en esa área.

· La entidad recaudadora de tributos de la Municipalidad de Lima (SAT), luego de una inspección, nos exigió la presentación de las declaraciones de exoneraciones del tributo a los espectáculos no deportivos y la declaración jurada de nuestra deuda por ese concepto. Hechos los cálculos correspondientes, nos encontramos que nuestra institución adeudaba a la Municipalidad aproximadamente 160 mil soles, entre tributos dejados de pagar y sus correspondientes intereses, todo esto debido a que la anterior administración no había hecho los tramites de exoneración durante 7 meses. Para la presentación de la Declaración Jurada hicimos constar que en nuestros espectáculos la entrada incluía un cover, con lo que automáticamente disminuimos la deuda en un 50%. En el transcurso de las negociaciones de común acuerdo con la Municipalidad excluimos algunos eventos, por lo que al final la deuda se redujo a S/. 43,770.00 más S/. 23,012.00 de intereses, deuda que la fraccionamos y que la estamos pagando. La Junta de Supervisión y Control frente al informe que presentamos en la anterior Asamblea, debió iniciar las investigaciones del caso, para individualizar al responsable.
· En la última Asamblea General del 29 de octubre del 2001, un asociado utilizando un lenguaje agresivo e intimidatorio, asumiendo una supuesta representatividad de un número de asociados que firmaron una carta pidiendo al Consejo Directivo, se revise el caso de una empleada despedida, pretendió cambiar el orden de la agenda de la Asamblea que está definida estatutariamente. En su debido momento llevado el punto al debate, en un clima in fraterno y hostil de los solicitantes, se produjo una votación de 44 votos a favor, 24 en contra y 10 abstenciones con lo que se aprobó la reposición de dicha empleada sin determinar plazos.
Como la decisión de contratar y despedir a los empleados es atribución específica y función exclusiva del Consejo Directivo representado por el Presidente conforme lo establece el Estatuto en su Art. 59º inc a) y h) y Art.78º, procedimos a hacer las consultas pertinentes a nuestro asesor legal, Dr. Oswaldo Guerra, al Presidente del Comité de Asesoría Legal, Dr. Edgar Vargas Zúñiga, y el especialista en asuntos civiles del Estudio Osterling y Asociados, Dr. Ari Alcántara. Como resultado de dichas consultas, el Consejo Directivo concluyó en declarar inejecutable la decisión de la Asamblea General, porque para ser válida esta no debe contravenir la ley ni los Estatutos, amparados en el inc. i) del Art. 59º que faculta al Consejo Directivo a resolver los casos no previstos en el Estatuto.

Elecciones:
· El proceso electoral se realizó conforme lo establece el Estatuto, habiéndose elegido la lista que presidió el Sr. Hélbert Rondón, resultados que nadie objeta, pero sin embargo, en el proceso se presentaron serias irregularidades, tales como la presentación de un Reglamento de Elecciones que incluía una serie de artículos que contravenían al Estatuto y al carácter democrático de nuestra institución. Situación que fue corregida como consecuencia de la protesta de muchos asociados, también es necesario señalar que el día de las elecciones pese a haberse rectificado el Reglamento, dos miembros del Comité Electoral agredieron verbalmente a muchos de los nuevos asociados que vinieron a las elecciones, pretendiendo evitar que ejerzan su derecho al voto, logrando que algunos de ellos frente a tal atropello se retiraran sin votar. Personalmente a nombre de la institución he pedido disculpas a muchos de ellos, pero aprovecho esta oportunidad para extenderles nuevamente mis disculpas a todos los que sufrieron esa agresión innecesaria.
Queremos levantar nuestra voz de protesta, porque unas personas desadaptadas, con el odio y el rencor por delante, han tenido la cobardía de difundir profusamente, un anónimo agraviante a los miembros del Consejo Directivo y en especial de su Presidente. Igualmente otro anónimo obsceno y procaz contra una digna integrante del Comité de Damas. Esperamos que esas personas recapaciten y que consideren que esta nuestra Asociación es un lugar de amistad y no de odio.

· Sirvan estas palabras finales para manifestarles que todo lo que hemos realizado y algo más, ha sido hecho a pesar que en los dos últimos años, se agudizó la crisis económica y política de nuestro país. Pudimos haber hecho algunas obras más, pero la profundización de la resecion en el Perú y luego en el ámbito mundial a consecuencia de los hechos del 11 de septiembre, no nos lo permitieron.
· Al finalizar nuestro periodo de gestión para el que fuimos elegidos, nos retiramos de la administración con la satisfacción de haber cumplido con el deber que nos impusimos y para el que fuimos elegidos. Seguramente habremos incurrido en algunos errores muy a pesar nuestro, pero hay que tener en cuenta que solo yerran los que actúan. Y nosotros hemos actuado intensamente.
· En resumen nuestra administración deja Brisas del Titicaca en plena etapa de desarrollo y con las puertas abiertas a nuevas perspectivas de mayor alcance, que será el nuevo Consejo Directivo el encargado de concretizarlo.
· El Informe Memoria que hemos presentado, con todo respeto lo sometemos a consideración de esta magna Asamblea y esperamos sea sopesada con un amplio y ponderado criterio.
· Al finalizar nuestra gestión no nos queda sino agradecer a la comunidad briseña por la confianza depositada, así como extender este reconocimiento a todos los que, desde distintos puestos de trabajo y de acción, coadyuvaron a nuestra labor.
· Lima, 25 de Febrero de 2002